Un año más, como lo hace desde 2007, la empresa realiza la campaña “Mallorca Natural” junto a GADMA. Se trata de una iniciativa que busca que estudiantes de colegios de Mallorca conozcan y valoren, entre otras cosas, las peculiaridades de los ecosistemas terrestres y marinos de la isla.
CEMEX sensibiliza a los más pequeños sobre la importancia del cuidado medioambiental

A pesar de la belleza y gran riqueza de la Isla de Mallorca,es frecuente que los más pequeños no reconozcan el valor de la biodiversidad allí presente. Es por esto, que CEMEX impulsa una iniciativa de educación medioambiental en Baleares. El proyecto “Mallorca Natural” viene ya de lejos, pero encaja perfectamente en la estrategia de Acción Climática de CEMEX, ya que la sostenibilidad es uno de los pilares fundamentales de la compañía, alineada con el movimiento global hacia la consecución de la Agenda 2030. Fomentar un estilo de vida sostenible y respetuoso con el medio que nos rodea, así como promover la responsabilidad social, tanto en el ámbito personal como en el empresarial, han sido los objetivos desde el inicio de la colaboración entre GADMA y CEMEX.

Y es que la colaboración entre ambas organizaciones desde hace quince años ha permitido que más de 27.000 estudiantes mallorquines hayan podido conocer, de primera mano, las particulares características y vulnerabilidades de los ecosistemas terrestres y marinos de la zona, las especies en peligro de extinción, los usos tradicionales y sostenibles de los recursos naturales, la flora y la fauna local y las buenas prácticas medioambientales, entre otros valores para respetar nuestro entorno y los seres vivos que lo habitan.

Este año, un total de 125 estudiantes del CEIP Pedra Viva de Binissalem han participado en la jornada inaugural de la campaña “Mallorca Natural 2021”, organizada por CEMEX y GADMA. En esta edición, gracias a esta actividad de sensibilización medioambiental, los alumnos han conocido la riqueza natural de las lagunas de Can Figuera, concienciándoles sobre la importancia de la protección y el cuidado del medio ambiente. Esta acción educativa, que ya se ha convertido en una tradición entre las escuelas de la zona, se extenderá a lo largo de los meses de marzo, abril y mayo en grupos “burbuja” más pequeños por motivos sanitarios.

A pesar de las condiciones sanitarias actuales provocadas por la pandemia de coronavirus se realizarán actividades presenciales. La propuesta programada este año consiste en una excursión a pie desde el colegio hasta este espacio natural de las lagunas, en la que se les va instruyendo sobre las plantas y los ecosistemas propios del lugar, la función que cumplen y la importancia de su cuidado. Una vez en las lagunas, se desarrollan una serie de talleres sobre biodiversidad con monitores especializados que, en pequeños grupos in situ, hacen un repaso a la publicación creada para esta campaña, ‘La Terra que ens queda’.  A través de las actividades diseñadas, el alumnado aprende cuáles son los principales retos medioambientales a los que nos enfrentamos y cómo construir un futuro mejor entre todos. La jornada termina con la recogida de microplásticos en las lagunas de infiltración de las aguas pluviales.

Iñaki Miranda, coordinador de RSE de CEMEX Baleares, que ha acompañado al alumnado en la primera salida de la campaña de este año, ha destacado la necesidad de sumar fuerzas para luchar contra el cambio climático: “Es responsabilidad de todos, sectores público y privado y sociedad civil, actuar juntos para mitigar los impactos de nuestras actividades.  En CEMEX trabajamos con un objetivo claro: reducir un 55% nuestras emisiones netas de CO2 para 2030 y producir un hormigón ‘cero emisiones’ en 2050”. Miranda ha remarcado, además, la importancia de actuar a nivel global y local: “Gracias a GADMA colaboramos con las comunidades vecinas para educar en valores a quienes son el futuro de esta isla”. 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top