Tras la llegada de la pandemia, muchos avances en materia de sostenibilidad se han detenido o hasta incluso retrocedido. Sin embargo, el último Informe realizado por la RED Española para el Desarrollo Sostenible (REDS) sobre la aplicación de la Agenda 2030 en el ámbito municipal muestra que el 82% de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se encuentra a mitad de camino y avanzando a buen ritmo.
Casi todas las ciudades españolas avanzan rumbo a la sostenibilidad

Bajo el título “¿Cómo está avanzando la Agenda 2030 a nivel local? Una mirada práctica”, la RED Española para el Desarrollo Sostenible (REDS) en colaboración con Ecoembes ha presentado la segunda edición del informe “Los ODS en 100 ciudades españolas”, cuya primera edición fue publicada hace dos años. Como en la publicación anterior, este estudio presenta una panorámica de la situación y avances en la aplicación de la Agenda 2030 en las ciudades españolas. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ofrecen un conjunto de objetivos y metas integrados para lograr sociedades y ciudades más prósperas, justas y medioambientalmente sostenibles.  

En un contexto adverso, atravesado por la pandemia de coronavirus que ha traído consigo una fuerte crisis social y económica, la agenda de los ODS propone un marco de referencia, común, a largo plazo, para alcanzar estos ambiciosos objetivos. Desde un principio, los Gobiernos Locales han entendido que esta agenda era una enorme oportunidad y han liderado su implementación en el ámbito municipal. Las urbes españolas han experimentado en los últimos dos años un enorme avance en su apuesta por la sostenibilidad. Esta es una de las principales conclusiones del informe.

El informe tiene un triple objetivo: por un lado, ayudar a los entes locales a identificar los retos existentes para lograr un desarrollo sostenible en las ciudades; por otro, fomentar un espacio de debate y reflexión sobre el papel de las ciudades y de la acción municipal para lograr los ODS, estimulando nuevas ideas y acciones potenciales. Y, por último, contribuir a que los responsables de los Gobiernos Locales puedan consultar los avances realizados en materia de sostenibilidad desde 2018 y conocer buenas prácticas e iniciativas llevadas a cabo en distintos territorios. El reto de la II edición de este estudio es ofrecer, sin realizar comparativas ni evaluaciones del desempeño de los gobiernos municipales, una panorámica general del estado de los ODS en el ámbito local español. En definitiva, conocer, de forma analítica y objetiva, el grado de cumplimiento de estos ODS en 103 ciudades de España, en las que viven 21,5 millones de personas, cerca del 50% de la población española. 

Esta edición de 2020 supone una mejora sustancial con relación a la anterior (2018). El proceso de “aterrizaje a lo local” de la Agenda 2030 logra una mayor precisión gracias al incremento de indicadores, de 85 a 106, en su mayoría de ámbito municipal, que mejoran su precisión al incluir la medición de nuevos datos cualitativos e indicadores del esfuerzo presupuestario, así como la participación activa de los gobiernos locales, a través de un grupo de trabajo permanente.

El diagnóstico global que presenta la investigación sobre el grado de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las ciudades de nuestro país concluye que la mayoría (82%) se encuentran a mitad de camino y en una transición progresiva hacia la sostenibilidad. El 11,30% de los ODS ha conseguido alcanzar un grado de cumplimiento satisfactorio de sus indicadores en determinadas ciudades y solo el 6,6% presenta niveles bajos de progreso en algunos municipios.

Entre los ODS con un mayor grado de cercanía a su cumplimiento destacan el ODS 3 (Salud y bienestar) y el ODS 4 (Educación de calidad), con 28 y 22 ciudades que consiguen alcanzar los valores más altos. Les sigue el ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas), objetivo con mejor puntuación, seguido del ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos), con 19 y 18, respectivamente. Por último, los ODS 6 (Agua y saneamiento), 7 (Energía asequible y sostenible) y 13 (Acción por el clima) presentan el rendimiento más alto en 13-15 ciudades.

A nivel del Estado, España cuenta hoy con un órgano de decisión política del más alto nivel con competencias en materia de Agenda 2030, con rango de Secretaría de Estado. Este trabajo quiere servir de herramienta para la acción política y la movilización alrededor de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, y actuar como puente entre el contexto nacional y municipal, comparando la realidad a nivel país con la esfera local.

Leire Pajín, presidenta de REDS, expresó al respecto que “Con un altísimo porcentaje de la población española viviendo en áreas urbanas, aproximadamente el 79,9%, los alcaldes y las alcaldesas tienen la capacidad de guiarnos hacia un futuro inclusivo y sostenible. Por eso, nos gustaría que este documento les sirviera de herramienta verdaderamente útil. Sin su valioso trabajo, lograr el cumplimiento de la Agenda 2030 sería imposible”.

El informe destaca que alcanzar los ODS en el ámbito de una ciudad es tarea y responsabilidad de las distintas administraciones (local, autonómica y estatal) con competencias complementarias y diferenciadas. También de todo el tejido social que conforma la ciudad, desde las empresas, a las asociaciones de vecinos y movimientos ciudadanos. Como señala el ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos), sólo la implicación de todos los actores urbanos puede conseguir que las ciudades españolas logren evolucionar y dar pasos firmes hacia la ansiada meta de la sostenibilidad. La OCDE pone en valor la importancia de actuar desde los gobiernos locales y regionales, a través de la planificación, ejecución y rendición de cuentas, al estimar que 105 de las 169 metas de la Agenda 2030 sólo podrán lograrse con su implicación.

Finalmente, la investigación concluye que sería muy conveniente que las diferentes entidades locales hicieran esfuerzos por desarrollar un marco común de alineación presupuestaria que sirviera de elemento comparativo para analizar buenas prácticas e identificar los esfuerzos económicos que realizan hacia la sostenibilidad. Este ejercicio podría servir para incorporar indicadores muy concretos en la dirección que marcan las metas de cada  uno de los ODS establecidos por la Agenda 2030.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top