Esta ha sido una de las conclusiones principales de la nueva edición de EduFin Talks, el espacio de reflexión y debate sobre los retos de la educación financiera organizado por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA en formato digital. Además, los expertos participantes del evento afirmaron que el acceso a la tecnología será también crucial, especialmente para las personas de sectores vulnerables.
Para una recuperación inclusiva es necesaria la educación financiera

Los EduFin Talks son espacios de debate que recogen de forma dinámica la respuesta teórica y práctica a retos sociales relacionados con la educación financiera y en los que esta puede actuar como palanca de acción. A través de estas charlas, el Centro para la Educación y Capacidades Financieras impulsa un concepto de educación financiera amplio e inclusivo basado en su valor transformador, como herramienta que contribuye a lograr el bienestar de las personas y una sociedad más inclusiva.

Estas iniciativas se desarrollan en el marco del compromiso de BBVA con la educación financiera a largo plazo. Un compromiso que desde 2008 ha beneficiado a 15,5 millones de personas a través de programas desarrollados en todas las geografías en las que BBVA está presente. BBVA ha invertido 89 millones de euros en el periodo 2008-2019. 

En la última edición, José Manuel González-Páramo, presidente del Consejo Asesor del Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA, ha comenzado el acto recordando los retos económicos y sociales que el mundo está afrontando y sus implicaciones para las poblaciones más vulnerables. “Sin duda, las devastadoras consecuencias de la desigualdad económica y social han sido puestas de manifiesto por esta crisis, que ha descubierto la fragilidad financiera de tantos hogares”, ha manifestado.

Ante un contexto de creciente incertidumbre, González-Páramo ha abogado por la alfabetización financiera. “La educación financiera juega un papel importante en el desarrollo de la resiliencia financiera y la mejora del bienestar de las personas”. Entre las cuestiones que deben abordarse para mejorarla, el presidente del Consejo Asesor del Centro ha destacado tres: poner el foco en los sectores más vulnerables, convertir la alfabetización digital en una oportunidad y no en un obstáculo y lograr que la recuperación inclusiva conduzca a un crecimiento inclusivo.

En este sentido, González-Páramo ha anunciado que, con motivo de la celebración del quinto aniversario del centro en 2021, la entidad publicará un documento de posición que busca establecer el papel de la educación financiera en la era pos-COVID. Su lanzamiento está previsto en la primavera de 2021 y sus objetivos son: inspirar temas de discusión, promover la investigación, ser una referencia para los expertos y una base para la interacción con los grupos de interés.

El evento contó con una mesa redonda ‘Una nueva era para la educación financiera’ ha contado con la participación de Andrea Liesenfeld, directora adjunta de la Unidad de Servicios Financieros Minoristas de la Dirección General de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales (DG FISMA) de la Comisión Europea; Pablo Adrián Hardy, responsable de Economía y Empresa en Secretaría General Iberoamericana (SEGIB); Mayada El-Zoghbi, directora del Centro para la Inclusión Financiera (CFI, en sus siglas en inglés) y Leora Klapper, economista principal del Grupo de Investigación para el Desarrollo del Banco Mundial, como moderadora del panel.

El debate se ha centrado en el papel de la digitalización durante la crisis de la COVID-19, en la que la reducción de las interacciones cara a cara ha provocado una caída de los pagos en efectivo y un aumento en las operaciones con móviles, tarjetas y otros medios. En las conclusiones finales, la directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA, Lidia del Pozo, ha resumido los puntos más importantes del debate, concluyendo que “la COVID-19 ha proporcionado una oportunidad para remodelar la educación financiera y convertirla en un elemento que permita a las personas tener un futuro financieramente saludable y seguro”. Igualmente ha recordado que “la educación financiera concierne a toda la sociedad”. Precisamente, con el objetivo de involucrar a una amplia gama de actores, el centro ha lanzado una encuesta abierta al público, para recopilar la mayor cantidad de información posible y definir el papel de la educación financiera en la era post-COVID.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top