El día de ayer, 19 de noviembre se conmemoró el día de las Mujeres Emprendedoras, instaurado por Naciones Unidas en 2014. El objetivo de este día es sensibilizar sobre los obstáculos con los que todavía se enfrentan las mujeres a la hora de emprender. En el marco del mapeo de ecosistemas de emprendimiento de impacto realizado por la red ImpactHub, también se publicó la guía Gender Lens Accelerator, que busca ayudar a aplicar la perspectiva de género a los procesos de las aceleradoras. Este documento se centra en hacer que los recursos empresariales sean más accesibles para las emprendedoras y aumentar la igualdad y la equidad de género.
Tejiendo redes: día de la mujer emprendedora

Los ecosistemas son fuente de vida tanto en la naturaleza como en la economía. Por primera vez, el Índice de Ecosistemas de Emprendimiento de Impacto 2020, realizado por la red ibérica de Impact Hubs, permite conocer el contexto actual del país, provincia por provincia. Se trata del primer paso para diseñar estrategias que impulsen la reactivación de la economía bajo una premisa principal: el emprendimiento de impacto debe estar en la hoja de ruta para construir un futuro más sólido y sostenible. Y en este contexto las mujeres no pueden quedar atrás. Sabemos que las desigualdades entre hombres y mujeres atraviesan todos los planos de la vida y el emprendimiento no es la excepción.

Para comenzar resulta importante, siguiendo el informe publicado por ImpactHub, definir a qué se refiere el emprendimiento de impacto. Este se define como aquel que tiene como misión generar cambios positivos en diferentes niveles, como son el nivel social, medioambiental o económico. Pero con esto no bastaría. Esos cambios positivos deben ser expresados y conceptualizados en la dirección pretendida:

  •  En el nivel económico y empresarial: un tejido económico más justo y distribuido que articule el emprendimiento de impacto.
  •  A nivel social y cultural: una sociedad más consciente y responsable que nutra el emprendimiento de impacto.
  • A nivel medioambiental y ecológico: tanto un tejido económico como una sociedad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, que cuide al propio ecosistema.

Pero para las mujeres lograr emprender deben enfrentarse a múltiples desafíos. la mayoría de los contextos socioculturales refuerzan las normas y los roles de género arraigados y limitan el potencial de las mujeres. Asimismo, la brecha de género en la educación STEM afecta al número de mujeres en las carreras STEM y en el espíritu empresarial, en particular el emprendimiento tecnológico. A esto se suma la falta de acceso al capital y a los negocios, la discriminación de género, las dobles y triples jornadas laborales que deben afrontar las mujeres por responsabilizarse de las tareas domésticas y de cuidados, el acoso, y la violencia que siguen estando presentes en las sociedades contemporáneas.

La investigación realizada por ImpactHub, muestra que las barreras que se han identificado no sólo influyen directamente en las mujeres y sus actividades empresariales, sino también en su capacidad para acceder a los recursos y el apoyo del ecosistema empresarial. Los aceleradores que prestan apoyo empresarial a los empresarios desempeñan un papel crucial en el ecosistema empresarial, ya que preparan a los empresarios para crecimiento y a menudo sirven de conducto para los inversores. La brecha de género en la aceleración es alarmante: sólo el 13% de los solicitantes son equipos dirigidos por mujeres, en comparación con el 52% dirigido por hombres y 35% de equipos mixtos. Esto significa que las mujeres empresarias son menos propensas que sus pares hombres para acceder y beneficiarse del apoyo empresarial, de redes y de inversiones que los aceleradores proporcionan.

Para aportar a hacer frente a esta injusta situación y brindar herramientas, ImapactHub desarrolló La guía Gender Lens Accelerator para ayuda a aplicar la perspectiva de género a los procesos de las aceleradoras. La guía parte de la premisa de que todos los aceleradores y proveedores de apoyo a los empresarios puede beneficiarse de la aplicación de un lente de género en la gestión y medición de programas. Esta guía proporciona ideas y recomendaciones útiles para el apoyo de cualquier empresario proveedor comprometido con la conexión de los empresarios a los conocimientos, las redes, la experiencia y capital a lo largo de todas las etapas del desarrollo de la empresa.

La guía propone entonces poner la equidad de género en el centro del diseño del programa. La etapa de diseño de un programa ofrece una primera y crucial oportunidad para considerar las necesidades de las mujeres emprendedoras y diseñar un programa más inclusivo de género. La guía sufiere uan serie de recomendaciones:

  • En primer lugar, tomar la decisión estratégica de aplicar un lente de género a su programa, diseñar y comprometerse a hacer que sus programas más inclusivos en cuanto al género.
  • Disponer de datos para orientar sus decisiones, como por ejemplo cuántas mujeres empresarias solicitan al programa del acelerador, cuántos son seleccionados y participan, y cómo podrían Los resultados difieren entre los hombres y mujeres empresarios después del programa.
  • Comprender cuáles son las barreras específicas para las mujeres en la iniciativa empresarial dentro del contexto de las operaciones y cómo se muestran en el proceso de aceleración.
  • Estar informado sobre las soluciones y las mejores prácticas para aplicar una perspectiva de género y experimentar con la integración de ellos en el proceso de aceleración.

Asimismo, la guía afirma que para aumentar la representación de las mujeres empresarias en los programas de aceleración, los aceleradores tienen que empezar primero por abordar la diversidad de género dentro de sus propias operaciones y programas (liderazgo, personal, miembros de la junta, proveedores de apoyo). Además de asegurarse de que el equipo del programa incluya mujeres y hombres tanto en roles operacionales como de liderazgo.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top