Publicado el
La compañía ha renovado el certificado EFR de Fundación Másfamilia con el nivel A de excelencia, manteniendo así el más alto nivel de certificación que ya obtuvo en el año 2017 y que premia su excelente gestión empresarial. De este modo, Pascual se posiciona como una de las tres compañías agroalimentarias españolas en obtener este certificado, siendo la única empresa del sector lácteo nacional que lo ha recibido.
Pascual es reconocida por su gestión en conciliación familiar, igualdad y diversidad

Pascual ha obtenido la certificación EFR otorgado por Fundación Másfamilia por primera vez en el año 2008 y, en 2017, alcanzó el nivel A de excelencia gracias a las medidas encaminadas a garantizar el bienestar de su equipo humano que, en línea con la norma EFR, la compañía ha articulado en distintas áreas: calidad en el empleo, flexibilidad, apoyo a la familia, desarrollo personal y profesional, igualdad de oportunidades y liderazgo.

Este año, la compañía ha renovado con el nivel A de excelencia el certificado EFR , que ha reconocido la excelente gestión de la compañía en torno a tres ejes: la Conciliación o Responsabilidad Compartida; la Igualdad de Oportunidades y la Diversidad e Integración de la discapacidad. Actualmente, Pascual cuenta con más de 200 iniciativas en estos campos, siendo el flexiwork y la posibilidad de acceder a un seguro médico dos de las más valoradas por los empleados.

Al obtener este reconocimiento, la empresa se ha convertido en una de las tres compañías españolas del sector agroalimentario en obtener este premio a la excelencia y, en consonancia con su filosofía corporativa de mejora constante, la compañía ha nombrado a un comité específico encargado de mantener el compromiso con el modelo EFR; realizar un seguimiento continuo del desarrollo interno del modelo e impulsar las medidas necesarias para reforzarlo.

Enmarcadas en Pascual Aporta Desarrollo, uno de los tres ejes del marco de gestión responsable de la compañía, las medidas encaminadas a consolidar el modelo EFR son reconocidas y valoradas positivamente por hasta el 97% del equipo de Pascual. En esta línea, de cara mantener el nivel A de excelencia en los próximos años, la compañía centra sus esfuerzos en atender al punto de vista de los empleados para implementar las medidas más adecuadas; en reforzar el pilar de liderazgo y en fomentar la diversidad a nivel interno. 

Según Joseba Arano, director de Personas, Calidad y Gestión Ética, Responsable y Excelente de Pascual, la renovación del nivel A de excelencia en la certificación EFR que ostenta la compañía, “significa un reconocimiento a toda una filosofía de empresa que siempre pone por delante el bienestar de sus personas”. “Si bien esta certificación es motivo de orgullo para Pascual, desde el conjunto de la compañía no nos conformamos y ya trabajamos para conseguir el nivel de excelencia A+, el máximo posible, reafirmándonos en que nuestras personas son nuestro principal valor como compañía”, concluyó.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies