Firme en su compromiso con el medioambiente, la entidad financiera ha alcanzado en junio de este año el 40% de los 100.000 millones de euros comprometidos entre 2018 y 2025 en finanzas sostenibles y para luchar contra el cambio climático. Esta cifra incluye operaciones en financiación verde, inclusión financiera, emprendimiento e infraestructuras sostenibles.
BBVA ya ha movilizado más de 40.000 millones de euros en finanzas sostenibles y contra el cambio climático

En 2018, BBVA lanzo su ‘Compromiso 2025’ y desde ese momento hasta junio de este año, ha logrado ya movilizar 40.082 millones de euros. El ‘Compromiso 2025’ está basado en tres líneas de actuación: financiar para contribuir a frenar el cambio climático y conseguir el cumplimiento de los ODS mediante la movilización de 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025; integrar los riesgos ambientales y sociales asociados a la actividad del banco para minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos; e involucrar a todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

 La apuesta del banco contra el cambio climático contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y a los retos derivados del Acuerdo de París sobre el Clima. Un compromiso fuerte y que se encuentra entre las prioridades de la entidad financiera.

En primer lugar, y referido al primer pilar del ‘Compromiso 2025’, BBVA ofrece a sus clientes sus capacidades, conocimientos y experiencia para facilitarles un asesoramiento superior de soluciones de financiación sostenible y es pionero y referencia mundial en préstamos y productos financieros verdes. En 2019, el banco concedió un total de 10.176 millones de euros en préstamos sostenibles, a los que se han añadido otros 6.309 millones en el primer semestre del 2020, sumando un total de 23.904 millones movilizados desde 2018.

En segundo lugar, BBVA ha consolidado su apuesta por la financiación verde, que ha acelerado con motivo del `Compromiso 2025´. En marzo de 2019, el banco lideró su primera línea de crédito RCF sostenible en el Reino Unido con SSE, el mayor productor de energías renovables en el Reino Unido e Irlanda. Otras operaciones destacadas en 2019 fueron la formalización con Fibra Uno de la primera línea de crédito revolvente vinculada a la sostenibilidad en América Latina, la firma de una línea de crédito ‘revolving’ con el grupo energético francés EDF que incorpora un ajuste de precio basado en la evolución de la compañía en aspectos de sostenibilidad, la firma de la primera financiación sostenible sindicada con un cliente corporativo chino (COFCO International).

Los proyectos sostenibles y la emisión de bonos verdes son otro de los pilares de la propuesta de BBVA. El año pasado, el banco financió proyectos sostenibles por un importe total de 1.142 millones de euros, principalmente en el sector de las energías renovables. Durante los seis primeros meses de 2020 esa cifra ha aumentado en 479 millones de euros, alcanzando un volumen acumulado desde 2018 de 2.443 millones de euros.

Durante la primera mitad de este año, BBVA ha participado en un total de 11 operaciones de nueva originación en la financiación de proyectos sostenibles, por un importe total de 5.400 millones de euros. En cuanto a los bonos, en 2019 BBVA participó en 30 emisiones como coordinador que supusieron la colocación de 23.198 millones de euros en total, con una cuota de 3.383 millones de euros. En 2020 esta cuota se ha ampliado en 2.056 millones de euros.

Asimismo, en el ámbito social, la entidad ha estado particularmente activa en financiaciones a proyectos de telecomunicaciones, habiendo participado como banco líder en tres operaciones de este sector en los últimos seis meses. BBVA está poniendo especial foco en incrementar su actividad en infraestructuras de telecomunicación dada la importancia que tienen desde el punto de vista social como facilitadores del acceso a las nuevas tecnologías, la digitalización y la contribución al desarrollo económico.

BBVA se ha convertido en uno de los bancos más activos en la emisión de bonos verdes, desde la publicación de su marco para la emisión de bonos vinculados a los ODS en 2018. En 2018, emitió su primer bono verde por 1.000 millones de euros, el mayor importe de una entidad financiera de la eurozona hasta la fecha. En 2019, el banco emitió un segundo bono verde por el mismo importe. Los proyectos financiados con los bonos verdes emitidos por BBVA en 2018 y 2019 han evitado que se emitan a la atmósfera más de 724.000 toneladas de CO2 durante 2019, casi el triple que el año anterior.

En julio de 2020, BBVA ha sido la primera entidad financiera del mundo en emitir un bono perpetuo contingentemente convertible (o CoCo) verde por 1.000 millones de euros. Los fondos se destinarán a financiar activos verdes elegibles en la cartera de BBVA, que asciende a 2.900 millones de euros y que está diversificada en activos de diferentes sectores verdes (eficiencia energética, energías renovables, transporte sostenible, gestión de residuos y gestión de aguas).

Con todas estas medidas, BBVA reafirma su convicción acerca de que las entidades financieras tienen que incorporar los riesgos y oportunidades del cambio climático en sus decisiones de inversión y financiación. Además, parte fundamental de la estrategia de la entidad es ayudar a sus clientes a adaptarse a este nuevo entorno, no sólo financiando sino también asesorándolos en esa transición ecológica.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top