Standard Ethics, la agencia independiente de calificación de informes de sostenibilidad y ESG referente en el mundo, ha asignado la "EEE", la máxima calificación de sus estándares, a la Unión Europea después de la creación de Instrumentos de Recuperación de la Deuda, como los bonos soberanos, que se emitirán en un futuro próximo. Además, la entidad hizo mención especial a los Derechos adquiridos por la ciudadanía de la UE y el compromiso de esta con el desarrollo sostenible.
Standard Ethics calificó como excelente a la Unión Europea en materia de sostenibilidad

Actualmente, y tras mucho esfuerzo, la Unión Europea constituye la vanguardia del pensamiento político y la acción institucional. En ella, las naciones de diferentes idiomas y antecedentes históricos renuncian a áreas sustanciales de su soberanía para poder vivir juntas pacíficamente, coexistiendo con intereses diferentes y legítimos dentro de una institución supranacional común. Además de esto, la Unión Europea es también el ejemplo más innovador y consolidado de sostenibilidad en todo el mundo.

La UE ha adoptado estrategias mucho más avanzadas que en la mayoría de los continentes en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático y la transición energética. Es por esto, que Standard Ethic, ha calificado en lo que refiere a sostenibilidad a la UE en la categoría "EEE" que representa el máximo reconocimiento. Las clasificaciones de la entidad se basan en una escala que comprende notas de 9 letras. Cualquier calificación igual o superior a "EE-" indica un buen cumplimiento.

En esta mención, Standard Ethic explicó que se reconoce especialmente la actuación de la Unión Europea en relación a los acuerdos, medidas y políticas orientadas al compromiso con detener el cambio climático y mejorar la crítica situación medioambiental que azota al mundo entero.

Por otro lado, se hizo especial reconocimiento a los derechos laborales consagrados a las y los ciudadanos de la Unión Europea y a las medidas tendientes a regular lo que respecta a competencia leal.  Asimismo, el buen gobierno, fue otro de los factores que se reconoció en esta mención. Los niveles transparencia en la gestión de gobierno, si bien varía de país en país, en general ha alcanzado muy buenos valores lo cual refleja una buena gobernanza.

Por otro lado, la protección del consumidor y del ahorro fueron otros de los aspectos que la entidad de reconocimiento internacional hizo a la UE al asignarle la mención EEE.

Por último, pero no menos importante, Standard Ethic hizo un especial hincapié a la importancia del respeto de los Derechos Humanos y políticos, a los derechos vinculados a la identidad, la diversidad y la igualdad de género.

Todo esto, traducido en políticas monetarias y financieras para apoyar el desarrollo sostenible han logrado que la Unión Europea obtenga dicho galardón. Si bien siempre hay aspectos que mejorar, la entidad considera que el viejo continente va por buen camino.

Síguenos

Top