La OCDE junto a la Fundación Aquae han publicado un informe en el que recoge los casos de éxito de diferentes ciudades a lo largo del mundo ante la pandemia ocasionada por el coronavirus. El objetivo principal de dicho informe es ayudar a otras ciudades a prepararse ante la expansión del virus y afrontarlo lo mejor posible.
¿Cómo están respondiendo las ciudades del mundo ante la pandemia del coronavirus?

Las respuestas de las ciudades ante el coronavirus es el centro del informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con la que Fundación Aquae trabaja desde 2017 en diferentes ámbitos. Se trata de exponer las respuestas políticas de decenas de ciudades del mundo ante el coronavirus  con el objetivo de ayudar a otras a prepararse ante su expansión.

Este análisis recupera ejemplos de medidas exitosas adoptadas por diferentes ciudades, agrupadas en seis categorías: comunicación y sensibilización; prácticas en el lugar de trabajo y patrones de desplazamiento; distancia social y confinamiento; medidas especiales dirigidas a grupos vulnerables; prestación de servicios locales, especialmente agua y residuos; y apoyo a la recuperación económica.

  • Comunicación y sensibilización. Varias administraciones municipales han desarrollado sistemas innovadores para informar y tranquilizar a sus ciudadanos, poniendo como ejemplo iniciativas de Tokio (que ha creado y compartido en código abierto una completa base de datos en tiempo real sobre la situación del COVID-19) y de París (con una aplicación digital que monitoriza a distancia el estado de salud de los enfermos, para evitar la saturación de los hospitales).
  • Prácticas en el lugar de trabajo y patrones de desplazamiento. De entre las respuestas de las ciudades ante el coronavirus, la OCDE destaca en este apartado cómo algunas como Milán exhortaron a practicar el teletrabajo mucho antes de que el Gobierno nacional declarase el confinamiento.
  • Distancia social y confinamiento. En esta categoría se destaca el caso de Daegu, en Corea del Sur y epicentro de la pandemia en este país, donde se utiliza el drive-through de COVID-19: centros de autoservicio para realizar test de detección del virus sin que los conductores se bajen de los coches. Una prueba ya implantada en todo el país, que solo dura 10 minutos y cuyos resultados se envían al día siguiente al móvil de la persona examinada.
  • Medidas especiales dirigidas a grupos vulnerables. El informe destaca que muchas administraciones están llevando a cabo medidas para ayudar a los más afectados; entre estas se encuentran los bancos de alimentos y las moratorias en los pagos de alquiler o en los desalojos de inquilinos.
  • Apoyo a la recuperación económica. En el ámbito económico, de entre las respuestas de las ciudades ante el coronavirus se destacan aquellas que han empoderado a las empresas para recuperarse de la crisis económica que ha provocado la emergencia sanitaria. Por ejemplo, Nueva York, cuyo ayuntamiento está prestando dinero a las PyME (empresas con menos de 100 empleados) sin intereses, con la única condición de que demuestren una disminución del 25% de su facturación.
  • Prestación de servicios locales. El informe de la OCDE destaca que muchas ciudades han evitado cortar los suministros de servicios básicos, como el agua, a aquellos ciudadanos que no pueden pagarlos. Algo esencial en estos momentos en el que Agua, Saneamiento e Higiene (WASH) son fundamentales frente a la pandemia dado que, por ejemplo, un correcto lavado de manos es una de las medidas básicas para evitar contagios. En este apartado destaca España, donde se ha garantizado el suministro de agua y se han impulsado políticas sociales de apoyo (bonificaciones extraordinarias en las facturas, financiación o aplazamiento de las mismas, entre otras), especialmente para los colectivos más vulnerables.

Numerosas instituciones mundiales han puesto en marcha iniciativas para facilitar el intercambio de prácticas óptimas entre ciudades. Como la iniciativa de la OCDE, estas acciones recogen experiencias de primera mano y fomentan respuestas colectivass en todo el mundo.Porque al virus, lo frenamos entre todos y todas. 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top