La Fundación Humans elabora el Decálogo de Cuidados del Ciudadano al Profesional Sanitario . Ante la pandemia de coronavirus, nuestros profesionales están demostrando solidaridad, cohesión, compromiso, entrega y compasión. Ante esta demostración de humanización, es nuestro deber como sociedad devolverles lo que ellos hacen por nosotros. Este decálogo pretende dar las claves al ciudadano para que pueda cuidar al profesional sanitario.
Decálogo para cuidar a quienes nos cuidan

La pandemia de coronavirus ha provocado un momento muy crítico en nuestro país y en el mundo entero. Las cifras de contagiados no paran de crecer a un ritmo vertiginoso día tras día. Esta propagación ha provocado que nuestro sistema sanitario se encuentre desbordado y, por consiguiente, los profesionales que están combatiendo la enfermedad se estén viendo sometidos a unos niveles de estrés y agotamiento sin precedentes.

Sin embargo, lejos de desistir, estos profesionales no cejan en su empeño de garantizar un tratamiento efectivo y controlado de cada paciente. Se olvidan de sus propias necesidades, trabajan sin mirar el reloj, exponen su propia salud para conseguir que los pacientes que se amontonan en los hospitales consigan superar la enfermedad y se enfrentan al desconsuelo de los familiares que han perdido a un ser querido. “En estos momentos críticos, nuestros profesionales están demostrando solidaridad, cohesión, compromiso, entrega y compasión. Ante esta demostración de humanización, es nuestro deber como sociedad devolverles lo que ellos hacen por nosotros, aunque sea una sonrisa”, explica la Dra. Blanca Fernández-Lasquetty, patrono de la Fundación Humans.

Para que los ciudadanos también cuiden a quienes nos cuidan, la Fundación Humans ha elaborado este Decálogo de Cuidados del Ciudadano al Profesional Sanitario:

  1. Dedícales una sonrisa, aunque ellos no te la puedan devolver. Piensa que también lo están pasando mal.
  2. Respeta y entiende su miedoporque, aunque les veas fuertes, también temen por ellos y sus familias.
  3. Dales las graciascada vez que puedas porque están haciendo un gran esfuerzo personal y profesional. A todos nos gusta que nos agradezcan el esfuerzo.
  4. Evita cualquier situación de conflicto. En estos momentos todos debemos dar lo mejor de nosotros mismos.
  5. Entiende que no puedan dedicarte más tiempodel que seguro les gustaría. El tiempo para ellos es ahora un bien escaso.
  6. Evita preguntarlesreiterativamente por todo lo que lees o escuchas. Accede a fuentes de información fiables y desconfía del resto. Ellos no pueden estar discriminando lo cierto de lo que no lo es.
  7. Ponte a su disposiciónpara lo que puedan necesitar. Después de una larga y dura jornada de trabajo estarán muy cansados para ponerse a cocinar, hacer la compra o cuidar de los niños.
  8. Entiende que las recomendacionesque te dan no son arbitrarias. Son indicaciones que debemos cumplir en beneficio de todos.
  9. Escúchalescuando quieran hablar. Necesitan vaciar la pesada mochila que les toca llevar.
  10. Apláudelestodos los días. Tus aplausos les llegan al corazón y les ayudan a seguir.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top