La segunda edición de la encuesta del European Investment Bank (BEI) sobre el clima revela la posición de los españoles respecto a las posibles medidas y soluciones políticas para afrontar la lucha contra el cambio climático. La misma revela que se espera tanto gobiernos como el sector privado ejecuten medidas concretas y efectivas ante la inminente crisis medioambiental.
La ciudadanía española espera medidas ambiciosas para luchar contra el cambio climático

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha colaborado con la empresa de estudios de mercado BVA para llevar a cabo una evaluación exhaustiva de la percepción que tienen los ciudadanos del cambio climático. La 2.ª edición de la encuesta del BEI tiene como objetivo contribuir a un debate más amplio sobre las actitudes y expectativas en materia de acción por el clima. La encuesta analiza la percepción que tienen del cambio climático los ciudadanos en la Unión Europea, Estados Unidos y China.  

Sobre nuestro país, el informe muestra que los españoles y españolas están dispuestos a apoyar acciones y políticas para luchar contra el cambio climático, incluso si tienen un impacto en su vida cotidiana y requiere de un esfuerzo en el plano personal. Este apoyo se evidencia principalmente en los siguientes sectores: Educación, Limitación del transporte con altas emisiones de carbono, Aumento del precio de los alimentos y bienes con elevada huella de carbono y Apoyo a los afectados por la transición energética.

En primer lugar, sobre la educación, se muestra que los españoles apoyan ampliamente los esfuerzos en el ámbito educativo como una iniciativa política efectiva. Un 94 % se declara a favor de programas escolares sobre cambio climático y clasificación de residuos. En toda Europa, el 91% de los encuestados aseguran que apoyarían dicha política.

En segundo lugar, en relación a la limitación del transporte con altas emisiones de carbono, el 70 % de la ciudadanía española está a favor de prohibir de forma progresiva los coches diésel y el 87 % está a favor de que se prohíban los vehículos con altos niveles de emisión en el centro de las ciudades. El 78 % de los españoles manifiesta estar a favor de límites de velocidad más bajos en las ciudades. Asimismo, el 62 % de los encuestados de nuestro país apoya la prohibición de los vuelos de corta distancia.

En tercer lugar, respecto del aumento del precio de los alimentos y bienes con elevada huella de carbono, el 63 % de los españoles declara que apoya un aumento en el precio de aquellos alimentos y bienes con una importante huella de carbono, como la carne roja y los teléfonos móviles.

Por último, sobre el apoyo a los afectados por la transición energética, el 86 % de los españoles y españolas cree que las comunidades y los trabajadores más afectados por la transición energética deben recibir apoyo financiero.

De forma general, la mayoría de los entrevistados se manifiestan a favor de la aplicación de un impuesto sobre el carbono en el transporte aéreo. Sin embargo, la encuesta revela diferencias importantes en los niveles de apoyo entre las distintas regiones: en China están a favor el 93 % de los ciudadanos, frente al 72 % de los europeos y el 60 % de los estadounidenses. Emma Navarro, vicepresidenta del BEI y responsable de la acción por el clima y el medio ambiente del Banco, ha declarado: El cambio climático está entre las principales preocupaciones de los ciudadanos europeos. Por eso están dispuestos a hacer sacrificios personales para luchar contra el calentamiento global y para vivir de una forma más sostenible, pero al mismo tiempo esperan que gobiernos y empresas adopten medidas para reducir las emisiones de carbono y mejorar la protección del medio ambiente. Todos debemos ser parte de la respuesta a este desafío. El Banco Europeo de Inversiones está firmemente comprometido a proporcionar los medios técnicos y financieros necesarios para que todos los sectores implicados contribuyan a resolver la crisis climática.”

Síguenos

Top