La Comisión Europea ha adoptado hoy un nuevo Plan de acción para la economía circular, uno de los principales elementos del Pacto Verde Europeo, que es el nuevo programa de Europa en favor del crecimiento sostenible.
La economía circular, una opción climáticamente neutra

El nuevo plan de acción de la Unión Europea propone modificar nuestras pautas de producción y consumo. El nuevo Plan de acción para la economía circular supone así un  camino hacia una economía competitiva y climáticamente neutra. Este nuevo proyecto tiene como objetivo principal adaptar nuestra economía a un futuro realmente más ecológico y reforzar nuestra competitividad, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente y confiriendo nuevos derechos a los consumidores.

Este nuevo proyecto presentado por la UE se centra en el diseño y la producción con vistas a una economía circular, con el objetivo de asegurar que los recursos utilizados se mantengan en la economía de la UE durante el mayor tiempo posible. Frans Timmermans,  vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, expuso sobre el proyecto: “Para alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, preservar nuestro medio ambiente natural y reforzar nuestra competitividad económica, es necesaria una economía completamente circular. En la actualidad, nuestra economía sigue siendo casi enteramente lineal, ya que solo el 12 % de los materiales y recursos secundarios vuelve a entrar en la economía. Muchos productos se rompen con demasiada facilidad, no se pueden reutilizar, reparar ni reciclar, o están fabricados para un solo uso. Existe un enorme potencial que pueden aprovechar tanto las empresas como los consumidores. A través del Plan anunciado hoy tomamos medidas para transformar los métodos de fabricación de los productos y empoderamos a los consumidores para que escojan opciones sostenibles en beneficio suyo y del medio ambiente”.

El cambio climático requiere medidas urgentes a tomar por parte de los estados y la transición hacia una economía circular es una medida central, pues empresas, autoridades públicas y consumidores pioneros están abrazando en Europa este modelo sostenible. La Comisión velará por que esta transición brinde oportunidades para todos, sin dejar a nadie atrás.

En este sentido las medidas que forman parte del plan son:

  • Hacer que los productos sostenibles sean la norma en la UE.
  • Empoderar a los consumidores. 
  • Centrarse en los sectores que utilizan más recursos y que tienen un elevado potencial de circularidad

Síguenos

Top