Leroy Merlin ha dado a conocer hoy sus resultados anuales, que consolidan un año más su liderazgo al frente del sector del acondicionamiento del hogar. En 2019, Leroy Merlin ha definido su Política de Medio Ambiente, que incluye el refuerzo de la apuesta por soluciones sostenibles, que han supuesto 453,5 millones de euros de facturación en 2019. Entre otros, el 86% de los productos con madera que comercializa la empresa cuentan con garantía de origen sostenible.
Leroy Merlin apuesta por el negocio sostenible, propone que para 2020 el 100% de sus productos con madera sean de origen sostenible

Ignacio Sánchez, Director General de Leroy Merlin España, ha explicado cómo la compañía sigue avanzando hacia un modelo de responsabilidad y compromiso con la sociedad. Aparte de la contribución tributaria, que en 2019 alcanzó los 315,1 millones de euros, Leroy Merlin contribuye a la riqueza nacional apostando por proveedores nacionales, que representan el 72,8% de las compras de Leroy Merlin lo que supone un valor de 1160 millones de euros. La cifra de compra total a proveedores ascendió a 1593 millones de euros en 2019.

La empresa, coincidente con su filosofía, apuesta siempre a la responsabilidad centrada en las personas, ubicándolas en el centro de las decisiones. Leroy Merlin repartirá 24,4 millones de euros en políticas de participación correspondientes al ejercicio 2019. Además, el 96% de los colaboradores es accionista de ADEO, grupo al que pertenece la compañía.

Por otro lado, la empresa ha definido otro factor clave en su crecimiento responsable y es la diversificación estratégica. Este se configura como otro de los pilares clave en el desarrollo de Leroy Merlin. En este sentido, José María Gil, Director de Servicios y Grandes Cuentas de Leroy Merlin España, ha explicado que la compañía “está inmersa en el despliegue de 3 proyectos clave: suministro de mercancías, proyectos de acondicionamiento y reformas para clientes no particulares, comercialización de energías renovables y nuestro nuevo marketplace, Hogami”

Leroy Merlin ampliará su estrategia para ofrecer suministro de mercancías y proyectos de adecuación, rehabilitación y reforma a clientes no particulares. Un proyecto que comenzó con la reforma de hoteles y que, ahora, pretende ampliar a promotoras, sucursales bancarias, centros comerciales, restauración, franquicias y oficinas. Para ello, la compañía ha creado un equipo especializado y multidisciplinar para dar soporte a esta nueva área de desarrollo. El objetivo en 2020 es facturar 20 millones de euros. En lo que respecta a energías renovables para el hogar, en 2019 Leroy Merlin facturó 34,4 millones de euros con la ampliación a 6859 referencias y la incorporación de soluciones llave en mano a su catálogo, democratizando el acceso a este tipo de soluciones sostenibles.

La empresa ha comprobado la posibilidad de crecimiento y desarrollo sin perder de vista su compromiso social, responsable y sostenible.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top