El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático reconoce sus teorías que predicen la intensificación de los huracanes y tifones con el calentamiento global. Kerry Emanuel alerta de que en muchas zonas costeras, las poblaciones humanas correrán un alto riesgo de sufrir “el devastador poder destructivo” de huracanes que serán cada vez más intensos, si no se toman medidas eficaces para reducir los gases contaminantes de efecto invernadero.
Kerry Emanuel, el catedrático de Ciencias Atmosféricas del MIT, premiado por la Fundación BBVA

La Fundación BBVA tiene como foco de su actividad el fomento de la investigación científica y la creación cultural de excelencia, así como el reconocimiento del talento. Es por ello que la duodécima edición de este premio ha reconocido el trabajo científico del estadounidense Kerry Emanuel. El presidente del jurado Bjorn Stevens, director del Instituto Max Planck de Meteorología ha asegurado que “es difícil imaginar un área de la ciencia del clima en la que el liderazgo de una persona sea tan claro”. Kerry Emanuel es catedrático del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). 

El acta del jurado señala que el galardón se debe a la contribución de Emanuel en la comprensión de la física de los huracanes, y cómo se ve afectada por el cambio climático. El catedrático ha desvelado el comportamiento de los ciclones tropicales (huracanes y tifones) a medida que cambia el clima. Las evidencias actuales sobre estos fenómenos climáticos extremos confirman su predicción hecha a finales de los años ochenta, de que ahora hay huracanes más intensos por el aumento de temperatura global. 

En la actualidad, los huracanes y los terremotos son los fenómenos naturales que más muertes y pérdidas económicas provocan. Cuando Emanuel empezó a estudiarlos en los años ochente y noventa, su física apenas se conocía, fue gracias a su trabajo que se descubrió que estos fenómenos son motores de calor. Emanuel los describe como: “gigantescas máquinas que transforman el calor que extraen de la superficie del océano en viento. Su extraordinaria efectividad a la hora de comunicar la ciencia del cambio climático al público y a los responsables políticos ha sido muy bien valorada por el jurado. 

El trabajo de Emanuel no solo ha sido explicar cómo funcionan los huracanes, también ha conseguido relacionar estos fenómenos naturales con el calentamiento de la superficie del océano por el cambio climático. Sus predicciones estiman un aumento de un 5% en la intensidad de los huracanes, es decir, la velocidad del viento, por cada grado de aumento de la temperatura del océano. 

Según palabras del catedrático, tras recibir la noticia del fallo, “un calentamiento de tres grados supondría huracanes un 15% más intensos, pero el incremento en su capacidad destructiva se mide calculando el cubo de la velocidad del viento, así que nuestra estimación es que con este mismo aumento de tres grados su potencial para provocar daños aumentaría entre un 40 y un 50%”.

Finalmente, "los huracanes más intensos hoy pueden tener una velocidad del viento en la superficie de 85 metros por segundo, pero para finales de este siglo, si no reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero, podríamos ver un aumento de hasta 90-92 metros por segundo. El poder destructivo de un huracán está determinado por la velocidad del viento, así que de hecho aumentaría de forma muy considerable su capacidad para provocar daños a las poblaciones", concluye Emanuel.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top