Las ONG medioambientales recuerdan que en España no se puede dar por cerradas las centrales de carbón

Las organizaciones españolas de la plataforma europea 'Un futuro sin carbón' (Europe Beyond Coal) critican la falta de transparencia en los procesos de cierre y piden que se garantice una transición justa para las regiones afectadas, teniendo en cuenta no sólo a los trabajadores de las compañías sino el tejido económico y social que depende de la industria. Además, recuerdan que el país que preside la COP25, Chile, debe cerrar sus centrales térmicas de carbón en 2030 como muy tarde.

Desde la Plataforma 'Europe Beyond Coal' declaran que: “En España se está dando por cerrado el tema del carbón, pero lo cierto es que todavía queda mucho por hacer. Hay 14 centrales en España que tienen que cerrar. A pesar de que algunas ya han solicitado el cierre este aún no se ha autorizado. Además, las entidades financieras españolas están financiando el carbón en otros países. El impacto de la contaminación del carbón sobre la salud y el planeta es enorme. Una central de carbón en cualquier país europeo amenaza la salud de la población de toda Europa, debido a la contaminación transfronteriza, y a todo el planeta debido a que este combustible fósil es uno de los mayores responsables del cambio climático”. 

La plataforma pide más ambición al Gobierno porque todavía no existe un marco legal estable que garantice una transición energética justa donde el lugar del carbón sea ocupado por energías renovables no más tarde del año 2025. Para ello, el Ministerio debe acelerar las autorizaciones de cierre de las centrales a la vez que garantiza una transición justa para las regiones afectadas.

Las ONG exigen al sector financiero y bancos españoles que sean coherentes con sus compromisos climáticos y dejen de financiar la quema de carbón en otros países, así lo demuestra el informe “Fool’s Gold” publicado por Europe Beyond Coal el pasado mes de Mayo en el que se demostraba que el Banco Santander, patrocinador de la COP25, ocupa el segundo lugar en la lista de los que más dinero concedieron en Europa a las empresas energéticas más contaminantes, principalmente en Polonia: 2.990 millones de euros en préstamos y servicios de suscripción.

La plataforma se dirige a las compañías Naturgy, Endesa, Iberdrola, EDP y Viesgo que son dueñas de las centrales de carbón de la península, solicitando que se cierren diversas centrales, pero sin fecha definida, aún hay centrales que se prevén mantener abiertas como es el caso de Soto de Ribera, Aboño II y Los Barrios, las dos primeras propiedad de EDP y la última Viesgo. Asimismo, solicita a Endesa que presente las solicitudes de cierre para As Pontes y Litoral, garantizando una transición justa para las regiones y personas afectadas por estos cierres. 

El mensaje de esta red de organizaciones medioambientales es claro, las centrales térmicas de carbón además de CO2, emiten grandes cantidades de SO2, NOx y partículas, sustancias contaminantes que provocan graves impactos en la salud y el medio ambiente. Si la senda está en cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, todos los países deben aumentar su ambición en cuanto a sus objetivos de reducción de emisiones. Los países de la Unión Europea y la OCDE tienen que abandonar el carbón en 2030 y a nivel mundial en 2040, siendo un imperativo para poder cumplir con un escenario que no supere los 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales.  

Síguenos

Top