Con 126 toneladas al día, España es el segundo país de Europa que más plásticos vierte al mar Mediterráneo, sólo superado por Turquía, según un estudio elaborado por WWF. Y en verano, el abandono de basura se incrementa en un 40% y las playas españolas se llenan de botellas de agua, pajitas, colchonetas, vasos y cubiertos de plástico.
Las diez ideas de Unilever para reducir el uso de plástico

En este contexto, Unilever y el escritor y divulgador ambiental José Luis Gallego han elaborado conjuntamente el “Decálogo Unilever para un verano con menos y mejor uso de los plásticos” con el objetivo de disfrutar de la playa y de la montaña, a la vez que las respetamos y cuidamos. El decálogo se compone de diez consejos fáciles de seguir para disfrutar de este verano de forma comprometida con el medio ambiente.

  1. Escoge la crema solar adecuada. Una sola gota de crema en seis piscinas olímpicas basta para dañar a los corales, según un estudio de la publicación científica Archives of Environmental Contamination and Toxicology Los investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados observaron que la mayor concentración de estos químicos sucede entre las 14:00 y las 18:00 horas. Al bañarnos, los micro plásticos del producto se desprenden al mar, contaminando el entorno natural. Por eso, al comprar el protector solar tenemos que evitar los productos que tengan estas pequeñas partículas de plástico y escoger las que utilizan el óxido de zinc no nanoparticulado.
  1. Set de cubiertos reutilizables. Si decidís comer en la playa o el campo olvidaros de los cubiertos, platos y vasos de plástico de usar y tirar. La Unión Europea los prohibirá a partir de 2021 pero algunos países ya se están avanzando a la normativa, y nosotros también podemos hacerlo. En las oficinas de Unilever ya hemos suprimido todos los vasos, botellas y cubiertos de plástico y los hemos sustituido por unos reutilizables.
  1. Tu bebida, mejor sin pajita. Muchas de las bebidas que consumimos en verano vienen decoradas con una pajita que poco o nada aporta. Evítalas avisando que no la quieres, y si además explicas por qué las evitar mucho mejor: así ayudarás a generar conciencia.
  1. No te olvides de la cantimplora. La hidratación es imprescindible tanto en la playa como en la montaña, pero no a costa del medio ambiente. Las botellas de plástico son uno de los principales desechos que se acumulan en entornos naturales y, evitar que esto suceda es tan sencillo como llevar con nosotros una cantimplora.
  1. Juguetes sin plásticos. El cubo, la pala y los moldes para construir el castillo… Todo hecho con plástico, y no tiene porqué ser así. Las jugueterías están cada vez más concienciadas y los empiezan a vender de madera o de otros materiales más sostenibles.
  1. No abandones el material de pesca. La pesca con caña es una afición muy popular en verano. Recuerda que está regulada por ley y que para practicarla debes obtener la correspondiente licencia y respetar las normas de captura. Nunca abandones el material en el entorno y recoge el que otros pescadores hayan abandonado: si amas el río y el mar demuéstralo con una pesca responsable.
  1. Vigila con la ropa. El plástico puede estar en los lugares más insospechados, si sois aficionados a la montaña seguro que os sorprendéis al saber que la ropa de senderismo está elaborada con PFC (un material plastificado). Antes de comprar nuevos conjuntos, mejor mirar con detalle la etiqueta para evitar estas opciones.
  1. Recicla, también en vacaciones. Lleva una bolsa para recoger todos los residuos que generes y después tirarlos en el contenedor adecuado. Así contribuirás a que el plástico y otros materiales se traten para poder reutilizarlos en la fabricación de otros productos y contribuirás a poner en marcha la economía circular.
  1. La regla de los cinco minutos. Antes de volver a casa después de un día de relax, dedica unos minutos a recoger toda la basura que veas a tu alrededor, aunque no la hayas tirado tú. Unilever lleva más de dos años con la campaña Playas Limpias, que sensibiliza y promueve el cuidado de las playas.
  1. ¡Adiós a las colillas! En realidad, esta basura no está hecha de plástico, pero contribuye casi tanto como los polímeros a la suciedad de nuestras playas y montañas. En 2018 se recogieron con el proyecto Playas Limpias cerca de 1 millón de colillas en las playas españolas. Acuérdate de llevar un cono de recogida de e papel para tirar el resto de los cigarrillos ahí, así evitaremos esta suciedad en nuestros entornos naturales.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top