España se posiciona en el puesto 21 del ranking de las Naciones Unidas sobre desarrollo sostenible

El último informe elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas mide los esfuerzos gubernamentales de 162 países para implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), España escala hasta el puesto 21 en el ranking. Además, obtiene los mejores resultados en el ODS 6 (agua limpia y saneamiento) y el ODS 7 (energía asequible y no contaminante), aunque el informe adelanta que, según las tendencias disponibles, ningún país está en vías de alcanzar los 17 ODS para el año 2030.

Los resultados se presentaron el 10 de julio en la sede de la Secretaría General Iberoamericana de Madrid en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Fue inaugurado por un diálogo de alto nivel con Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030; Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana, y Leire Pajín, presidenta de REDS.

El nuevo informe realizado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible sitúa a España en la posición 21, entre 162 países, en términos de desarrollo sostenible. España tiene mucho camino por delante para llegar al nivel de cumplimiento e implementación de los países nórdicos, en particular Suecia, Dinamarca y Finlandia, quienes lideran el ranking este año.

La evaluación y su posterior clasificación se ha diseñado en función de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados por unanimidad en el 2015 por los 193 estados miembros de las Naciones Unidas. El informe adelanta que ningún país en la actualidad ha conseguido los 17 ODS y según las tendencias disponibles, ningún país está en vías de alcanzarlos para el 2030.

En el caso español, el país obtiene los mejores resultados en el ODS 6 (agua limpia y saneamiento) y el ODS 7 (energía asequible y no contaminante). El desempeño en el ODS 3 (salud y bienestar) y el ODS 4 (educación de calidad) también es bastante positivo, aunque se necesitan mayores esfuerzos en abordar el problema relacionado con las altas tasas de tabaquismo y garantizar la igualdad de oportunidades para todos los grupos poblacionales.

Como en el caso de otros países de altos ingresos, los altos niveles de emisiones de CO2, la contaminación y las amenazas a la biodiversidad requerirán grandes transformaciones para alcanzar los ODS para el 2030, la meta fijada por las Naciones Unidas. En España, el uso sostenible de la tierra es un gran reto y necesita grandes transformaciones para hacer frente al ODS 2 (hambre cero). Por otro lado, el informe también indica que España también genera externalidades ambientales negativas que socavan la capacidad de otros países para alcanzar los ODS.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top