Bernardo García: "los sistemas de medición de impacto social tiene que estar vivos, se tienen que verificar constantemente si los indicadores y metodologías están respondiendo a lo que realmente busco como uso final de esa medición, eso va a estar cambiando permanentemente". Además recomienda siempre la gradualidad, sencillez, proporcionalidad, coherencia, integración y flexibilidad de la medición de impacto con pruebas piloto para interiorizarlas poco a poco en la organización porque es un cambio cultural.
#Impactometro: EsImpact y Diario Responsable llenan El Corte Inglés de impacto social

En la mañana de ayer jueves 27 de junio ha tenido lugar en el Ambito Cultural de El Corte Inglés de Callao la jornada tan esperada sobre "Medición de Impacto, un valor en alza", que se ha rebautizado como la jornada del #Impactometro, organizada por Diario Responsable, El Corte Inglés y la Asociación para la Medición y Gestión del Impacto Social, EsImpact. No cabe duda de que la temática resultó acertada pues se completó el aforo (120 personas).

El encuentro se ha centrado en dar a conocer el concepto de medición de impacto pero sobre todo en su puesta en práctica desde todos los sectores, una medición no sólo a nivel económico sino también social, medioambiental y cultural. El propósito de crear este espacio con un público de distintos sectores, desde las ONG hasta las empresas privadas y las administraciones públicas, ha sido el de facilitar información y experiencias concretas de varias organizaciones para ilustrar sobre la transcendencia de la medición de impacto para la viabilidad y sostenibilidad de cualquier proyecto o entidad. 

La mañana ha dado comienzo con una charla de los organizadores del evento. En primer lugar ha tomado la palabra el editor de Diario Responsable, Jordi Jaumá, quien ha expuesto el sentido y motivación de organizar algo así: "no me gusta asistir ni participar en eventos de postureo, prefiero elegir aquéllos donde podemos aprender cosas tan importantes como, por ejemplo, medir el impacto social". Delia García, Sustainability Manager de El Corte Inglés y también impulsoras de esta jornada, ha explicado la trascendencia de las dos mesas-debate elegidas, dedicadas a abordar los principios y fundamentos metododológicos para entender la comprensión del papel transformador de la medición de impacto en relación con el modelo de gestión. 

Acto seguido, Yolanda Rueda, Secretaria de la Junta Directiva de EsImpact, ha asegurado que: "hay que pensar en lo que realmente queremos cambiar de la sociedad y cómo hacerlo" y ha presentado al siguiente ponente Bernardo García, un experto en medición y gestión del impacto social además de ser el Vicepresidente de la Asociación EsImpact. En su intervención, García ha expuesto que "medir el impacto es obtener información sobre cambios en el largo plazo de manera comparativa y robusta, hay que ver si esos cambios son mejores, mayores o duran más en el tiempo. Además medir ese impacto exige un enfoque estratégico y por eso no es la última actividad después de un proyecto, como suele ser entendida en una evaluación, si no se hace desde el inicio y diseño del proyecto, pierde todo el sentido, y por lo tanto la gestión del impacto tiene que ser el eje central en base al cual se va a planificar la actividad. Hay que encajarlo en el sistema operativo y no que sea de un departamento concreto, es necesario involucrar a toda la gestión. 

En su intervención magistral sobre la medición del impacto, ha hablado de la diversidad metodológica y de enfoques, existen más de 150 metodologías en el mundo, y García explica que está bien que "cada organización elabore su mix de metodologías". Un elemento que le resulta importante darle la vuelta cuanto antes, es la falta de transparencia, si en los informes estas mediciones se quedan hacia dentro, se pierde una gran parte del sentido de lo que es impulsar una gestión por impacto. También añade que en la medición de impacto falta un marco de referencia, la administración pública no está alimentando esto de una manera clara y la estandarización conceptual tampoco existe. Hay un nivel medio-bajo de gestión de impacto en España respecto al resto de Europa, con eso estamos perdiendo oportunidades". 

Entrando en contenido, García ha explicado los pasos en la medición de impacto y sus metodologías que simbolizan el habitual ciclo, empezando por el marco de referencia del Por qué y Para qué medir, luego medirlo y tener evidencias, cómo hacerlo a través de distintos enfoques de metodologías y por último cómo tomar decisiones. Lo importante es que estén todos los elementos, si solo se  mide, pero no se toman decisiones entonces no tiene sentido invertir esfuerzo y dinero. 

García ha propuesto una serie de preguntas clave para definir el modelo de impacto dentro de una organización tales como: ¿Qué problema estamos intentando abordar?; ¿Cuál es la solución que proponemos a este problema?; ¿Quién experimenta cambios en sus vidas como resultado de lo que proponemos hacer?; ¿Qué cambios es probable que se produzcan?; ¿Cómo podemos medirlos?; ¿Cuánto de esos cambios son causados por nuestras actividades?; ¿Durante cuánto tiempo necesitamos medir esos cambios?; ¿Cuáles de esos cambios son realmente relevantes y sificientemente importantes como para que nos ocupemos de su gestión?

Para concluir, ha explicado los beneficios de una buena gestión del impacto como por ejemplo la gestión del aprendizaje que aporta a la entidad una cantidad de información muy relevante que hace que cambie la mirada de todos los que formen esa organización. Pero advierte que la medición requiere una inversión, y es importante tener claro la proporcionalidad y ser realistas dedicando recursos, personas y tiempo. Recomienda siempre la gradualidad, sencillez, proporcionalidad, coherencia, integración y flexibilidad de la medición de impacto con pruebas piloto para interiorizarlas poco a poco en la organización porque es un cambio cultural. Lo más importante es que cualquier sistema de medición solo es util si me sirve para apoyar el aprendizaje y la toma de decisiones. 

Tras esta ponencia, ha seguido el coloquio sobre la diversidad de metodologías a través de las experiencias prácticas de Cáritas, Fundación Codespa y Novartis. Ha sido interesante concer de primera mano las evaluaciones que llevan a cabo estas organizaciones de sus intervenciones y por lo tanto cómo rinden cuentas socialmente para aprender y mejorar. 

En la segunda mesa coloquio de experiencias prácticas moderada por John Scade, socio de Esimpact y Director General de MAS Business, se ha hablado de la diversidad metodológica a nivel institucional y sectorial de la mano de organizaciones como BBVA, Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) y la Fundación Secretariado Gitano. Estas entidades de naturaleza distinta, con ámbitos sectoriales y fines diversos, han reflexionado sobre cómo han tenido en cuenta su especificidad diferencial a la hora de medir y gestionar el impacto de su actividad, destacando que "la evaluación de impacto está bien pero hay que completarlas con otras evaluaciones". 

Para clausurar el acto, se ha invitado al publico a degustar un ecocatering en la terraza del Gourmet Experience. 

¿Te ha gustado el artículo?

3 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top