Solo por detrás de Holanda y Reino Unido, España es de los que mejor están haciendo sus deberes en cuanto a movilidad sostenible en la Unión Europea, según un análisis que publica hoy la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (Transport & Environment).
En la Unión Europea, España destaca por su movilidad sostenible

Holanda, Reindo Unido y España son los únicos de la Unión Europea (UE) en haber obtenido una puntuación superior al 50 % en la clasificación realizada a partir de los borradores de los planes nacionales de Energía y Clima recuperados y analizados por Transport & Environment (T&E) y los correspondientes compromisos de cada país.

La mayoría de países suspenden en sus objetivos medioambientales sobre la movilidad que es un sector que causa las mayores emisiones de CO2 de la Unión Europea (UE), según esta la europea que incluye a diversas organizaciones no gubernamentales cuya finalidad es fomentar la sostenibilidad en el ámbito de la movilidad.

El país que lidera la clasificación es Holanda al haber puesto en marcha un plan de no vender más coches propulsados por combustibles fósiles en 2030 y haber reducido las emisiones generales del transporte en un 29 % en comparación con los niveles de 2005. En el caos de Reino Unido y España, sus planes de acción son similares, se han propuesto prohibir los automóviles propulsados por combustibles fósiles en 2040, aunque ya la organización europea Transport & Environment advierte que esa fecha es tarde para lograr descarbonizar la flota de vehículos en 2050.

España se ha propuesto otro objetivo, llegar a cinco millones de vehículos eléctricos de turismo, furgonetas, autobuses y motos para 2030. Según T&E, en este plan se menciona los instrumentos financieros para inversiones que promocionen el transporte ferroviario, así como el aumento del electrificado. 

¿Cuáles son los países peor clasificados?

Italia no está cumpliendo con gran éxito su compromiso con la sostenibildad en el transporte, encontrándose en decimoséptimo lugar, al plantear un plan de acción con automóviles y camiones propulsados por gas, igual de contaminante que los vehículos de gasolina y diésel. En el caso de Alemania se encuentra en la decimoquinta posición, ha pospuesto la toma de decisiones hasta que se publique la versión final de su plan que debe ser presentada antes de finalizar 2019. En la última posición se encuentra Hungría que aumentará sus emisiones de transporte un 30 % por encima de los niveles de 2005 y le precede Bulgaria que no tiene ningún plan de acción para reducir las emisiones de sus vehículos. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top