Los premios sociales de la Fundación MAPFRE han sido otorgados a tres proyectos y una persona: Cirugía en Turkana (España), la organización internacional Mary´s Meals (Escocia) y AGRINDUS (Brasil). Por último, se entregó el Premio a Toda una Vida Profesional José Manuel Martínez, al músico Emilio Aragón por su compromiso social: “La esperanza nos mantiene vivos. Estoy convencido de que hay una solución para el hambre y más cerca de lo que pensamos”
La Fundación MAPFRE reconoce el compromiso, la generosidad y la solidaridad de Emilio Aragón y tres proyectos sociales

Fundación MAPFRE entregó, este miércoles 12 de junio, sus premios sociales en Madrid. El objetivo de estos reconocimientos es valorar el compromiso, la generosidad y la solidaridad de personas e instituciones que han llevado a cabo acciones científicas, culturales y sociales en beneficio de la sociedad. El acto ha estado presidido por Su Majestad la Reina Doña Sofía.

Para la ocasión, también se contó con la presencia de Nadia Calviño, Ministra de Economía y Empresa y el presidente de Fundación MAPFRE, Antonio Huertas, quien subrayó que “somos una generación de personas afortunadas” y que “tenemos la posibilidad de construir entre todos un mundo mejor, más humano, más justo y solidario si empleamos todo el conocimiento en reducir las brechas en vez de ampliarlas. Un conocimiento que nos ha sensibilizado como nunca sobre la necesidad de reorientar nuestro modelo de desarrollo hacia actuaciones más sostenibles, más respetuosas con las personas y con el entorno, y más justas a las generaciones que nos sucedan”.

Además, Antonio Huertas aseguró que estos premios estaban muy vinculados a la sostenibilidad y a los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas con los que MAPFRE se ha comprometido. “Hoy, más que nunca, las empresas, y sobre todo las que tienen más capacidad de trascender, como los grupos globales, estamos llamados a la acción. Nuestro primer objetivo es crecer y ser rentables, pero no a cualquier precio. Sin comportamientos éticos no puede haber negocio y las empresas comprometidas como MAPFRE lo sabemos y hacemos de nuestros valores una seña de identidad que es cada vez más apreciada y reconocida”.

El Premio a Toda una Vida Profesional José Manuel Martínez fue otorgado a Emilio Aragón, una distinción por su compromiso con la sociedad, tanto profesionalmente como en su vida personal. En su intervención, Aragón al que le gusta definirse como “contador de historias y músico”, incidió en el honor de recibir este premio y compartirlo con el resto de galardonados: “Volvemos a conectar con la esperanza. Ante tanto ruido que distorsiona nuestras vidas, son personas como las que hoy premia Fundación MAPFRE las que nos hacen decir en voz baja aquello de que “quizá no todo esté perdido”. Aragón destacó algunos datos esperanzadores sobre la lucha contra el hambre, destacando que en los últimos 10 años la malnutrición aguda ha disminuido en un 8% y la desnutrición crónica, en un 40%. “Gracias a organizaciones como Acción contra el Hambre, 1 de cada 5 niños desnutridos pueden acceder hoy a un tratamiento basado en alimentos terapéuticos listos para usar, una cifra que se ha duplicado en los últimos 5 años”.

Los otros tres premios fueron para tres historias de éxtio de organizaciones sociales. La Fundación MAPFRE ha recibido un total de 681 candidaturas de todo el mundo, de las que han solo tres han sido galardonadas: Cirugía en Turkana (España), que ha recibido el Premio al Mejor Proyecto por su Impacto Social; la organización internacional Mary´s Meals (Escocia), Premio a la Mejor Entidad por su Trayectoria Social, y AGRINDUS (Brasil), Premio a la Mejor Iniciativa Agropecuaria.

La primera organización, Cirugía en Turkana nació en 2004 de la mano de cuatro cirujanos generales del Hospital Ramón y Cajal (Madrid). Solo en 2018 atendieron a 836 personas y realizaron 260 intervenciones quirúrgicas en el norte de Kenia, a orillas del lago Turkana. Una región donde vive casi un millón de personas cuya esperanza media de vida es de 55 años, donde el índice de mortalidad infantil es del 22% y el acceso a la sanidad es casi imposible.

Elena Mendía, una de los cuatro cirujanos que realizó la primera campaña hace 15 años, recogió el premio y señaló que las mujeres turkana "son la pieza clave de la sociedad, el motor que hace que las cosas funcionen. Son las que se encargan del cuidado de los hijos, las que los alimentan, las que los paren siendo aún unas niñas y las que los ven morir con desesperación. Sus armas son la constancia, la abnegación, el sacrificio, el amor a los hijos y la resignación sosegada ante cualquier contratiempo. Por eso vamos a África cada año. Vamos a darles algo que nosotros tenemos y ellos no: salud a través de nuestras operaciones”.

Mary´s Meals, una organización internacional creada por Magnus MacFarlane-Barrow (Argyll, Escocia 1968), en 2002, también fue premiada por la Fundación MAPFRE y recibió el Premio a la Mejor Entidad por su Trayectoria Social. El premio fue recogido por Elisalex Löwenstein, presidenta de la entidad en España, quien hizo referencia al origen del proyecto. “Magnus visitaba Malawi, que sufría una hambruna tremenda. Acompañó a un sacerdote a visitar a una mujer moribunda en su choza, rodeada de sus seis hijos. Empezó a hablar con Eduard el hijo mayor, al que le preguntó cuál era el sueño de su vida. Con ojos grandes y tristes, el niño le dijo que quería tener lo suficiente para comer y algún día ir a la escuela”. Esa fue la frase que lo cambió todo y Löwenstein subrayó la importante labor que realizan las mujeres que cocinan como voluntarias en todos los 18 países donde operan. “El trabajo de estas mujeres es enorme, imprescindible. Salen temprano, a oscuras, caminan entre una y dos horas, sacan el agua de la bomba, cocinan en ollas gigantescas, cantan, ríen y bailan. Están felices. Se llenan las aulas, baja la abstención, suben las notas, mejora la salud. Estos niños tienen unas ganas locas de estudiar”.

A día de hoy, Mary´s Meals apoya a comedores escolares que atienden cada día a 1.425.013 niños procedentes de África, Asia, América Latina, Europa del Este y Caribe. El modelo de trabajo de la entidad es de gran eficacia al garantizar educación y nutrición en los lugares más pobres y necesitados del planeta. 

El último proyecto social premiado fue para AGRINDUS, una de las mayores empresas productoras de leche de Brasil, que se ha desmarcado por su revolucionaria forma de producir y comercializar la leche. La política que guia las acciones es la de bajo impacto ambiental y respeto por el bienestar animal, por eso esta entidad ha conseguido el Premio a la Mejor Iniciativa Agropecuaria.

El responsable de la entidad, Roberto Jank, puso de manifiesto la importancia de este premio por no solo reconocer un sistema innovador de producción de leche de fácil digestión para personas con algún grado de intolerancia a la leche de vaca, sino que también garantiza que sus clientes consumen “productos de calidad y origen natural”, que sus vacas “reciben el mejor cuidado posible”, y que promueven la sostenibilidad del medio ambiente “en todas las acciones del proyecto”. En sus últimos 50 años de trayectoria, AGRINDUS ha generarado empleo, evitado el éxodo rural y mejorado la sociedad, con donaciones periódicas de sus productos a asilos y guarderías locales, así como al Banco de Alimentos de la ciudad de São Paulo. Jank aseguró que: “A día de hoy, producimos alimentos para 300.000 brasileños al día y utilizamos de forma eficiente los recursos”. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top