Según el Flash Eurobarometer Work-life balance de 2018, una quinta parte de los europeos no están satisfechos con la conciliación de la vida laboral, familiar y personal (CVLFP). El país a la cola en satisfacción es España. La conciliación laboral y personal es en un 44% una de las razones para quedarse en la empresa.
España, a la cola de la UE en satisfacción con la conciliación de la vida laboral, familiar y personal

El presente informe "Claves para entender la conciliación laboral y familiar en España: la jubilación y la maternidad" de OBS Business School tiene como objetivo abordar, desde un enfoque social, cultural, legislativo y económico, la conciliación de la vida laboral y familiar.

La conciliación laboral y personal es en un 44% el motivo para quedarse en la empresa, mientras que los problemas para conciliar el trabajo y la vida personal suponen en un 30% el motivo para abandonarla. A los empleados de 25 a 44 años lo que más les preocupa es una buena conciliación pero a partir de los 44 años valoran más la seguridad laboral a largo plazo. Por otro lado, mientras que el 53% de las mujeres participantes en el estudio tienden a dejar su empresa por motivos de baja compensación comparada con otras compañías, el 36% de los hombres abandonaría su puesto de trabajo por una falta de reconocimiento. 

¿Cuáles son las 7 medidas estatales para la conciliación?

La primera medida es la baja de maternidad de 16 semanas (6 semanas de disfrute obligatorio más 10 que se pueden repartir entre los miembros de la pareja). La segunda es el permiso de lactancia para madres trabajadoras, 1 de cada 8 horas de jornada laboral se podrán destinar a la lactancia, hasta los 9 meses de edad del bebé. También está la prohibición de horas extras durante el embarazo y el período de lactancia; la baja de paternidad de 8 semanas; la reducción de jornada laboral con la consiguiente reducción de sueldo; las excedencias para el cuidado del/a hijo/a, sin percepción de sueldo y por último el permiso para la formación en el horario laboral.

Algunas de estas medidas estatales en relación a la CVLFP en España están obteniendo buenos resultados pero no son suficientes. Un buen ejemplo de mejora es el permiso de paternidad que desde su implantación en 2008 ha tenido una buena acogida con una mayor proporción de padres que han pedido este derecho. En 2017 la Seguridad Social tramitó 268.328 procesos de maternidad y 264.632 de paternidad y en 2018 se tramitaron 252.706 procesos de maternidad y 255.531 de paternidad. Sin embargo, las normativas como las medidas tomadas no han sido las adecuadas a la hora de abordar la falta de corresponsabilidad entre hombres y mujeres en sus compromisos familiares.

El Instituto de la Mujer publicó unas estadísticas sobre la toma de excedencias para el cuidado de los hijos u otros familiares y mostraron un bajo porcentaje de hombres que se acogen a este derecho. La reducción de jornada por cuidado de hijos es un derecho que asiste a todos los trabajadores pero sigue siendo un indicador de desigualdad porque según lo que reflejan los barómetros de los años 2016 y 2017 en España, las mujeres son las que tienden a hacer uso de este derecho en mayor medida que los hombres.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top