El coordinador del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa cree que la norma española es mucho más ambiciosa que el resto de las europeas porque las empresas van a tener que contar no solo lo que hacen sino por qué lo hacen y que ahora van a estar mucho más expuestas ante su junta general de accionistas
Orencio Vázquez: "La mera voluntariedad no funciona"

Una de las primeras cosas que Orencio Vázquez resalta de esta nueva ley es que "se ha conseguido un texto mucho más ambicioso que el que establecía la Directiva Europea y todo el proceso del trámite parlamentario ha sido muy rico por comparecencias, aportaciones y enmiendas y ha salido un texto muy interesante y quizá el más progresista de todas las leyes que han traspuesto esta directiva".

En su opinión, "va a dar muchas oportunidades en lo que se pretende, que es establecer la comparabilidad, favorecer la información, la fiabilidad...", eso sí, nos dice que “existen riesgos, sobre todo que al final no se cumpla el objetivo perseguido, aunque ese riesgo era mayor con el anterior texto que con el actual”. Y considera que "los riesgos son sobre todo de calificación, y van a tener que clarificarse en el Reglamento".

Otro punto muy importante es que "las empresas van a tener que informar de una forma mucho más objetiva y además tienen que contarte cómo identifican los riesgos y qué análisis hacen. La rendición de cuentas es el punto final de un largo proceso y la información no financiera también es una cuestión de gestión, no puede hacerlo solo alguien externo".

En esta charla, Orencio Vázquez nos plantea una reflexión importante y es que "la experiencia nos demuestra que muchas veces las acciones voluntarias tienen un recorrido limitado y esto no ha sido algo espontáneo que haya surgido de un día para otro". La idea de tratar de normalizar la información extra financiera no es nueva, Empezó ya en el año 2006 con unos primeros grupos de trabajo en la Unión Europea, "cuando se empezó a ver la oportunidad de organizar la información no financiera porque la información que se estaba suministrando al mercado no era útil, y hay multitud de estudios de inversores que así lo decían, también se quejaban de ello los consumidores, y se necesitaba ir más allá, la mera voluntariedad no funcionaba".

Y pone un ejemplo claro: el buen gobierno, "con muchos elementos que han ido evolucionando desde una perspectiva de regulación blanda a una más fuerte. Eso se ha visto sobre todo en las remuneraciones de los miembros de los consejos de administración y ahora ya se exige que tengan que ser votadas y además que vayan explicadas conforme a un formulario de la CNMV. Esto es un tema muy peliagudo en las juntas de acciconistas, sobre todo con el papel de los proxy advidsor, que aconsejan si votar a favor o en contra de estas remuneraciones, con lo que algunos casos que hemos visto de blindajes hoy en día serán muy difíciles. Ahora te tienes que exponer ante la junta general con toda la información".

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top