La Alta Comisionada para la Agenda 2030 cree que hay dos palabras que definen el corazón del cumplimiento de este objetivo: convicción y acción. En esta entrevista, nos cuenta que "la Agenda 2030 se ha convertido en la columna vertebral de la acción del Gobierno" y que "es necesario que las empresas trasladen la Agenda 2030 a sus estrategias de negocio, para que lo cambios sean estructurales y no superficiales".
Cristina Gallach: "Ha llegado el momento de trabajar juntos para definir el mundo que queremos"

Jordi Jaumà.- Qué papel está desempeñando España en el contexto europeo en el impulso de la Agenda 2030

Cristina Gallach.- España está desempeñando un claro papel de liderazgo en la promoción y el impulso de la Agenda 2030 a nivel europeo. Entre otras cosas, nuestro país ha promovido, junto con Alemania, Francia y Finlandia, que los países miembro reafirmen su compromiso con la Agenda 2030 en las conclusiones del Consejo Europeo del pasado día 18 de octubre y que se exija que la UE continúe avanzando en la implementación de la Agenda 2030. También estamos trabajando para que la narrativa de la Agenda 2030 se incorpore a todos los niveles de la UE y para que el futuro de la Unión, que estará en gran medida determinado por las elecciones de 2019, sitúe la Agenda 2030 como elemento central de la acción europea.

J.J.- ¿Es la agenda 2030 una especie de burbuja en el Alto Comisionado recién creado y que tú lideras o se está involucrando toda la Administración Pública?

C.G.- Pedro Sánchez afirmó en la presentación del Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030, que “una España que haya alcanzado los ODS en 2030 será el país con el que todos y todas soñamos. Por eso, la Agenda 2030 está ya en el centro de nuestra visión de Estado y de la acción de gobierno. Representa una forma de actuar en el mundo. En definitiva, un proyecto de país.” Sin duda, la Agenda 2030 se ha convertido en la columna vertebral de la acción del Gobierno.

Y eso se refleja en las numerosas actuaciones que estamos poniendo en marcha para garantizar que la Agenda 2030 no sea un elemento aislado de la acción del gobierno, sino un elemento central. Por ejemplo, a nivel de la Administración General del Estado, estamos poniendo en marcha el Grupo de Alto Nivel, que nos ayudará a realizar la articulación política de la Agenda 2030 a todos los niveles. Igualmente, estamos desarrollando diferentes mecanismos para garantizar que la coordinación de la acción política sea coherente con los compromisos globales que hemos asumido y para poder rendir cuentas posteriormente ante la sociedad.

J.J.- ¿Qué está haciendo y qué más va a hacer el Ejecutivo para sensibilizar a toda la sociedad civil de cara a la importancia de esta Agenda 2030?

C.G.- El Plan de Acción para la Agenda 2030 determina que, en 2020, el 100% de los españoles debe conocer la Agenda 2030. Por ello, desde el Alto Comisionado estamos diseñando acciones de sensibilización en toda la geografía española de la mano de diferentes actores. Queremos fomentar la visibilidad de la Agenda 2030 a través de alianzas y queremos estar seguros de que contamos con todas las ONGs, asociaciones de jóvenes y toda la sociedad civil para ayudarnos en esta tarea.

Y es que no sólo la Administración Pública está convencida de la importancia y necesidad de aplicar la Agenda 2030, sino que son muchas las empresas y organizaciones de la sociedad civil las que son conscientes de que, como decía el anterior Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon, “no existe un Plan B porque no tenemos un Planeta B”.

Para cambiar el curso de las cosas, tenemos que contar con la experiencia, conocimiento y la participación de toda la sociedad. Por ello, y para garantizar que dicho conocimiento no es desperdiciado, estamos impulsando la creación de un Consejo de Desarrollo Sostenible, formado por múltiples actores (ONGs, universidades, sociedad civil, empresas), que nos ayudará a dar voz a todas las personas que deseen ayudar a solucionar los retos que tenemos que afrontar.

J.J.- ¿Cómo se está midiendo el resultado de los impactos conseguidos hasta ahora?

C.G.- La medición de los resultados la estamos haciendo de la mano de los organismos oficiales públicos que están especializados en la materia. Por ejemplo, estamos trabajando con el Instituto Nacional de Estadística en la evaluación del cumplimiento de las metas y estamos valorando de qué forma vamos a analizar y difundir los resultados que obtengamos.

Además, es importante desarrollar un trabajo pormenorizado de medición de la mano de los Gobiernos Autonómicos para todas aquellas metas que dependan de competencias que hayan sido transferidas a las Comunidades Autónomas. Medir el impacto de la Agenda 2030 en el ámbito más local y regional es clave para conocer el estado global de implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

J.J.- ¿Qué papel están jugando las empresas en la consecución de los objetivos? ¿Y la sociedad en general? ¿Hay involucración real?

C.G.- Las empresas son motores de desarrollo y claras palancas para la transformación económica, social y medioambiental de un país. En España, muchas empresas están liderando el cambio y diseñando conjuntamente el nuevo paradigma económico que necesitamos. Estas empresas son conscientes de que el mundo, o es sostenible, o no será compatible con el desarrollo de oportunidades empresariales.

Se sabe que existen numerosas oportunidades en torno a la nueva Agenda 2030, pero también son muchas las responsabilidades que el sector privado debe asumir en el futuro. Es necesario que las empresas trasladen la Agenda 2030 a sus estrategias de negocio, para que lo cambios sean estructurales y no superficiales.

Los resultados preliminares del informe del 2018 Global Sustainability Index Institute, en el que se analizan las 400 empresas más grandes del mundo con una capitalización bursátil combinada de más de 25 billones de dólares, indican que el número de declaraciones sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se ha duplicado. Según indican, las empresas son más explícitas con respecto a su contribución a la consecución de los ODS en sus informes anuales debido a que dichas menciones parecen generar rendimientos positivos a las empresas, al tiempo que responden a las demandas de sus grupos de interés.

J.J.- ¿Cómo va a garantizar el Gobierno que empresas y sociedad civil tengan voz real en la Agenda 2030?

C.G.- El Consejo de Desarrollo Sostenible tiene por objeto representar a todos los agentes de nuestro país. Será un órgano abierto, participativo y transparente, que promueva la participación de todas las partes involucradas, para que puedan compartir su visión y así proponer soluciones a los retos de la Agenda 2030.

El sector privado, como el resto de los actores, deberá participar aportando su visión y su experiencia en todos los aspectos relacionados con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Será muy importante contar con la representación de los sectores económicos que más contribuyen al Producto Interior Bruto de nuestro país, así como con los emprendedores que están ahora mismo apostando por desarrollar las soluciones que el mundo necesita.

J.J.- Dada tu trayectoria y dilatada experiencia, ¿cómo ves la evolución tanto de España como del resto de Europa en asumir los retos y compromisos necesarios para que se cumpla esta agenda?

C.G.- Las Naciones Unidas, con el apoyo de 193 países, pusieron en marcha en 2015 un nuevo contrato social global que se resume en 17 objetivos y 169 metas. Un plan para que el planeta y la humanidad avancen en la dirección adecuada. La acción del gobierno de Pedro Sánchez está haciendo que nuestro país asuma la enorme responsabilidad que España y Europa tienen por delante.

Pero la urgencia y la necesidad de que aceleremos el ritmo de transformación es cada vez más apremiante. El planeta no deja de avisarnos de los riesgos y las consecuencias a los que podríamos tener que enfrentarnos si no cambiamos de manera urgente nuestra manera de hacer las cosas. Los científicos ya no tienen dudas de que no podemos seguir actuando como hasta ahora y no podemos mirar para otro lado.

Ha llegado el momento de trabajar juntos para que, entre todos, podamos definir el mundo que queremos.

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top