La ISR española pisa el acelerador, con casi 186.000 millones de euros en activos con criterios ASG

El aumento del interés de los inversores está muy relacionado con dos iniciativas internacionales destacadas: la COP 21 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Además, según el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea, cada año de aquí a 2030 habría que invertir 180.000 millones de euros adicionales para alcanzar los objetivos de sostenibilidad de la Unión Europea fijados en el histórico Acuerdo de París. Principalmente, la reducción en un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La inversión sostenible en España movilizaba a cierre de 2017 185.614 millones de euros en activos bajo gestión, tras crecer un 10% desde 2015, un 2,4% más que el conjunto de la economía española y un 3,7% más que el IBEX 35, de acuerdo con las conclusiones del Informe “La Inversión Sostenible y Responsable en España”. Según los datos de este estudio, realizado por Spainsif y patrocinado por Allianz, "estamos en un momento de cambio, claramente favorable para la inversión sostenible". Y constata, además, un cambio de tendencia hacia una mayor madurez en las estrategias ISR utilizadas por los inversores, debido a que las entidades van incluyendo de forma activa estrategias de inversión como el best-in-class o la integración de criterios ASG, más allá de la exclusión de sectores o actividades controvertidas. Como dice Steffen Hörter, responsable global de ASG de Allianz Global Investors, "los inversores están reconociendo la relevancia de los factores ASG para el desempeño financiero, mientras que la responsabilidad de integrarlos está ya en la agenda de cada director de inversiones. Las empresas que reconocen y gestionan esto son cada vez más atractivas para los inversores, mientras que las que lo ignoran pueden percibirse como empresas con más riesgo".

El documento fue presentado durante la novena edición del Evento Anual del Foro de Inversión Sostenible (Spainsif), patrocinado en esta ocasión por Edmond de Rothschild, Morningstar, Nordea y Vdos, y que reunió a más de 200 representantes de entidades financieras, aseguradoras, entidades gestoras, proveedores de servicios ISR, universidades, escuelas de negocios, organizaciones sin ánimo de lucro y sindicatos. La apuesta definitiva de la industria por la inversión sostenible centró el mensaje institucional del presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo. Y fue ratificado por el Presidente de Spainsif, Jaime Silos, y el Director Corporativo de Servicios Asociativos, Control y Recursos de Cecabank, Antonio Romero, entidad anfitriona de este encuentro.

El estudio es una radiografía completa de la ISR en España tanto desde ell punto de vista cuantitativo como cualitativo. Las principales cifras se muestran en estos dos gráficos:

evISR

 

estrategiaISR

Breve diccionario de estrategias de inversión sostenible y responsable:

Exclusión
Esta estrategia es la forma más sencilla de inclusión de los criterios ASG en la gestión de los activos financieros. Se basa en buscar entre las entidades candidatas para ser incluidas en una cartera de inversión, aquellas empresas cuya actividad es contraria a la definida en la política de inversión. Los criterios de exclusión difieren de una entidad financiera a otra, siendo las más comunes el armamento, la pornografía, el tabaco, la energía nuclear o la explotación infantil.

Screening basado en normas
Esta estrategia nació en los países del norte de Europa, como evolución de la exclusión y con el objetivo de darles un carácter normativo mayor. En este caso, no son las entidades que gestionan los activos las encargadas de decidir qué valores incluyen en su cartera y cuáles no. El proceso se lleva a cabo en base a si las entidades cumplen o no con una norma externa, normalmente internacional, sobre protección ambiental, derechos laborales, derechos humanos o anticorrupción.

Best-in-Class
El Best-in-Class se caracteriza no por la exclusión de actividades o sectores, sino por la inclusión de aquellas entidades que tienen mejores desempeños ASG dentro de los diferentes sectores y mercados. Esta es la última estrategia que aplica un cribado de las entidades a la hora de formar una cartera de inversión.

Integración ASG
Esta estrategia se basa en incluir el análisis de criterios ASG en el análisis financiero que realiza la entidad a la hora de tomar decisiones de inversión. La integración ASG es el siguiente escalón al Best-in-Class. Se da en entidades financieras y gestoras que han acumulado el conocimiento y experiencia suficientes en la definición y medición de los criterios ASG, y cuentan con la capacidad de desarrollar indicadores comparables a los utilizados en el análisis financiero, logrando su integración sin necesidad de hacer un cribado ASG.

Engagement y Voting
La estrategia de voting, o voto activo, se refiere a la capacidad que tienen los accionistas de votar en las Juntas de Accionistas. Cada vez hay más consciencia de que los criterios ASG pueden afectar a la reputación, como inversor, y al binomio rentabilidad riesgo. Los inversores se muestran cada vez más activos en el ejercicio de sus derechos, incluyendo preguntas relacionadas con los criterios ASG en las juntas de accionistas o votando en contra de ciertas decisiones del consejo de administración. A esto último se lo conoce como activismo accionarial. El engagement, o diálogo activo, es una estrategia que cada vez aplican más los inversores institucionales, como negociación previa al ejercicio de los derechos accionariales o la desinversión por no aplicar criterios ASG.

Inversiones temáticas
Este tipo de inversión sostenible y responsable, normalmente vehiculizada en forma de fondos de inversión de renta variable, centra su estrategia en la elección de los valores que responden a una temática ASG. De esta forma, existen fondos de inversión temáticos que únicamente invierten en bonos verdes, fondos que seleccionan empresas y proyectos relacionados con la gestión responsable del agua, fondos sobre la economía de bajo carbono, centrados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, etc. Para que las inversiones temáticas sean consideradas sostenibles han de contemplar los tres enfoques ASG, no solo uno de ellos.

Inversiones de impacto
Es la estrategia de más reciente implementación y la que adopta un enfoque adicional a los vistos, el del impacto, como resultado para la sociedad y medida de retorno para el inversor. Esta estrategia pretende simultáneamente obtener un rendimiento financiero competitivo y producir un impacto ambiental y/o social positivo. La medición del impacto debe ser cuantificable, con el fin de lograr cambios significativos en la resolución de los problemas sociales y/o ambientales. Ha de atender a los criterios ASG. Si el impacto es social, pero daña al medioambiente no estaríamos ante un producto financiero sostenible. 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top