Fairphone es el primer smartphone modular y ético del mundo, La creadora nos explica en esta entrevista el por qué de este móvil y las razones por las que la tecnología no tiene por qué estar reñida ni con el medio ambiente ni con las condiciones laborales. En definitiva, no hay que renunciar a un gran móvil que a la vez procede de una cadena de abastecimiento justa y sostenible.
Bibi Bleekemolen: "hay comercio justo, café justo, comida justa, ¿por qué no un móvil justo?"

En definitiva, no hay que renunciar a un gran móvil que a la vez procede de una cadena de abastecimiento justa y sostenible. En su intervención como ponente en Sustainable Brands Madrid 2018 ha explicado cómo están consiguiendo crear un movimiento de consumo responsable. En Fairphone están orgullosos de un principio y es que "hemos dado los primeros pasos hacia la creación de un producto que pone a las personas en primer lugar". Y "queremos contar esa historia al mundo para poder generar un impacto positivo en la manera de fabricar, usar y reciclar los teléfonos".

Para generar un impacto social y medioambiental positivo de principio a fin del ciclo de vida del teléfono, siguen cuatro pasos. Por un lado, la extensión de su vida útil: "estamos luchando contra esta tendencia del mercado, donde un teléfono se sustituye cada 18 meses en promedio, lo que genera un gran impacto medioambiental. Como la tecnología avanza con rapidez, los consumidores están perdiendo la capacidad de modificar y reparar sus dispositivos, así como la capacidad de comprender de verdad cómo pueden lograr que duren más". El segundo, utilizar materiales justos: "rastreamos la procedencia de las piezas que lo componen y generamos demanda de materiales que sean buenos para las personas y para el planeta".

En tercer lugar, que existan buenas condiciones de trabajo: "a mayoría de los smartphones existentes en todo el mundo se fabrican en China, pero el rápido y asequible proceso de producción del país es posible a costa de los trabajadores. Queremos mejorar las condiciones laborales en el corazón del sector de la industria electrónica, incluyendo la salud y seguridad, la representación de los trabajadores y la jornada laboral". Y, por último, "hemos un paso más hacia una economía circular al fomentar la reutilización y reparación de nuestros teléfonos, investigar las opciones de reciclaje de los dispositivos electrónicos y reducir los desechos electrónicos en todo el mundo".

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top