La compañía de alimentación también se propone consumir un 20% menos de agua en esa fecha, según el informe ‘Creación de Valor’ que acaba de publicar.
Calidad Pascual se compromete a reducir un 20% sus emisiones de CO2 en 2020

En dicho informe, Calidad Pascual afirma ser “consciente de la importancia de compatibilizar las necesidades de crecimiento y de rentabilidad económica con un modelo de desarrollo eficiente, sostenible y transparente haciendo un uso racional de recursos mediante planes y programas ambientales y una economía circular, basada en reducir, reutilizar y reciclar”.

Así,en un máximo de dos años, además de ser líderes en transporte, distribución y movilidad sostenible, Calidad Pascual afirma que realizará toda su actividad basándose en la mitigación de su impacto sobre el cambio climático, además de integrar la sostenibilidad ambiental en la fabricación de sus productos.

Por ello, junto a la redución de emisiones y del consumo del agua, la empresa reducirá otro 20% su consumo energético y el 100% de sus envases serán de PET reciclado.

Su plan medioambiental incluye el aprovisionamiento sostenible, una producción eficiente, que su movilidad sea sostenible y el respeto por la biodiversidad.

Por otro lado, y según este informe, “la calidad y la excelencia forman parte de nuestro ADN en busca de una gestión ética, responsable y excelente de nuestro modelo de negocio”. Para ello, han creado un modelo propio de gestión “Mare Nostrum”, a través del cual la excelencia se convierte en una prioridad para toda la organización mediante 7 pasos: fijar objetivos; anticipar; planificar, cumplir, documentar, ejecutar y verificar.

Por lo que se refiere al impacto de toda su cadena de valor, Calidad Pascual afirma que “redistribuimos la mayor parte del valor económico generado entre nuestros empleados, proveedores, colaboradores y la sociedad en general. Según sus datos, el empleo generado de forma directa, indirecta e inducida es de 14.238 puestos de trabajo.

Según afirma Tomás Pascual, su presidente, “el futuro del gran consumo está marcado por grandes tendencias. Nos encontramos ante un consumidor y un ciudadano digital, híper conectado, que busca la omnicanalidad y quiere relacionarse directamente con las empresas, participar en sus decisiones y valora la transparencia. Ávido igualmente de innovación en su sentido más amplio, no solo en productos, sino también en procesos, canales, gestión... Un ciudadano que demanda modelos de crecimiento sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top