Ubicado en Seul, en las orillas del río Han, su objetivo es mejorar el riego natural del sitio transformando el parque en un bosque ecológico de sauces. La creación de una franja filtrante de plantas con aspecto de pantano refuerza la protección natural contra las inundaciones de los ríos.
Manta Ray, un espacio urbano experimental dedicado al desarrollo sostenible

Según explican en la firma firma de arquitectos Vincent Callebaut, los autores del proyecto, se trata de un concepto que engloba una terminal para ferries, un parque, un centro cultural y un observatorio que se fundamenta en el autoabastecimiento energético.

Este paisaje permeable realza el paisaje original del río Han, restaurando así el parque como una de las atracciones turísticas más elogiadas en Seúl, así como un nuevo símbolo de la simbiosis entre los habitantes y el entorno natural. Pero lo más llamativo es que va a producir el 100% de la energía que necesita gracias a fuentes renovables. Solar: la azotea tiene 4.455 metros cuadrados de cristal laminado bajo el cual se encuentran placas fotovoltaicas, además de 3.500 metros cuadrados de placas fototermales opacas. Eólica: árboles eólicos con turbinas de eje vertical. Hidrológica: turbinas hidrocinéticas (HAO) en la parte de la marina. Y biomasa: proveniente de los desechos orgánicos y biodegradables del parque Yeouido, que serviría para abastecer energéticamente a equipamientos.

manta ray 2

La ambición del proyecto es convertir Yeouido Park en un auténtico centro cultural, donde la naturaleza vuelve a afirmar sus derechos sobre la ciudad para protegerla mejor. El plan urbano se articula en torno a cuatro proyectos de aspecto biomimético cuya arquitectura está densamente ‘vegetalizada’. Estos cuatro núcleos están vinculados al sistema de transporte público rodeados por huertos de frutas y verduras, y por un puente peatonal con tirantes. Son:

1.- Yeoui-Naru: el primer núcleo contempla la construcción de una terminal flotante de transbordadores en el río Han que se puede adaptar a las crecidas de las aguas de hasta 5 metros y soportar las inundaciones estacionales. La terminal administra el tránsito fluvial de los residentes e incluye espacios culturales que muestran la historia y los proyectos de desarrollo relacionados con el río que atraviesa la ciudad de Seúl.

2.- Yeouijeong: el segundo núcleo incluye el paisajismo de la orilla del río, con grandes terrazas, senderos peatonales, carriles para bicicletas y un anfiteatro a lo largo del río que aprovecha la pendiente natural del sitio.

3.- Yeoui Terrace: el tercer núcleo es el desarrollo de la parte superior del parque a lo largo de la carretera Yeoui-Dong y su famoso revestimiento de árboles de cerezos en flor. Las tiendas dedicadas a los productos de "Han River, Seúl", los restaurantes de pescado o marisco y los mercados de agricultores orgánicos están conectados directamente al metro.

4.- Ari Cultural Center: el cuarto núcleo es un complejo cultural dedicado a exposiciones temporales o permanentes, así como un centro de ciencias y talleres creativos para niños.

El proyecto Manta Ray es un excelente ejemplo de ahorro de energía, reducción de emisiones de dióxido de carbono y economía circular. Con el fin de optimizar el ciclo y los recursos, la terminal del ferry abarca las tres R de gestión de residuos: reducción de residuos; reutilización de recursos; y reciclaje de materiales. La estructura, similar a un panal de abejas, se genera por completo a partir de árboles forestales eco-responsables locales, donde los árboles talados se reemplazan sistemáticamente de acuerdo con los ciclos de regeneración de la naturaleza. Los materiales utilizados para espacios interiores y muebles también provienen de origen biológico, reciclable y / o reciclado.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top