CaixaBank presentará a finales de noviembre de este año su nuevo plan estratégico 2019-2021 que, según el presidente de la entidad, es “un ejercicio de posicionamiento en un entorno competitivo y tecnológico muy cambiante; pero también de un ejercicio de ambición, de voluntad de continuar siendo una referencia de crecimiento rentable y sostenido de la banca europea”.
Jordi Gual: nuestro compromiso con la banca responsable no cambiará

El presidente de CaixaBank afirmó que “continuamos comprometidos con el bienestar de todas las comunidades en las que estamos, y colaborando con la Obra Social “la Caixa” para que el gran trabajo de la Fundación Bancaria la Caixa llegue a las personas que más lo necesitan”. 

Para Gual, todas las actuaciones en este ámbito “hacen de CaixaBank un banco diferente y que aporta valor a las sociedades en las que está. Por esta razón, esta manera de hacer también es una fuente sostenible de generación de valor a largo plazo para los inversores”, dijo durante su intervención en la junta de accionistas celebrada el pasado 6 de abril. 

En relación al Plan Estratégico 2015-2018, el presidente de CaixaBank mostró su satisfacción por los progresos conseguidos en las principales líneas estratégicas y su optimismo para obtener los objetivos marcados en el último año del Plan. Así, afirmó que “estamos haciendo bien nuestro trabajo, pero es preciso seguir esforzándonos para alcanzar tres objetivos clave de 2018: anticiparnos a las nuevas tendencias de digitalización; situar la rentabilidad del banco entre el 9% y el 11% y continuar diversificando el balance hacia los segmentos más rentables”.

Tanto Jordi Gual como Gonzalo Gortázar, su consejero delegado, defendieron “la manera distintiva de hacer banca de CaixaBank”. Para el presidente, Jordi Gual, “somos una entidad de referencia mundial en responsabilidad corporativa y nuestra ambición es serlo todavía más en el futuro”.

El consejero delegado también se refirió a las prioridades para 2018, que pasan por “seguir reforzando la vinculación con nuestros clientes con una propuesta cercana y de alto valor añadido, continuar liderando la transformación digital e impulsar el crecimiento del negocio en Portugal, además de reducir los activos problemáticos”. Para Gortázar, CaixaBank se encuentra en una “excelente posición para aprovechar nuevas oportunidades y generar valor para nuestros accionistas gracias a las fortalezas de la entidad y al entorno más favorable”. 

Gortázar no quiso acabar su discurso sin recordar “la manera distintiva de hacer banca” de CaixaBank. Y ha sintetizado el compromiso social de la entidad en cinco dimensiones: “Integridad y transparencia, mantener la acción social y el voluntariado, seguir promoviendo la inclusión financiera, continuar aplicando las mejores prácticas en buen gobierno e impulsar las políticas de defensa del medioambiente”.

Un día antes de la junta, CaixaBank fue elegido por cuarto año consecutivo como mejor banco en España (Best Bank in Spain 2018) por la revista estadounidense Global Finance. La publicación ha valorado que la entidad ha sentado las bases para éxitos futuros ajustándose a las necesidades de sus clientes en un entorno y un mercado altamente competitivos. Para Jordi Gual, “este galardón supone un nuevo reconocimiento a una manera de hacer banca, comprometida con el entorno, socialmente responsable, con vocación social y que contribuye al desarrollo de las personas y del conjunto de la sociedad. Esta apuesta nos ha llevado a ser líderes y a afrontar con éxito los retos y las oportunidades que se han presentado”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top