Publicado el
Nadie duda de la importancia del voluntariado corporativo, hay infinitas ventajas para todas las partes que participan. Todos ganan pero es importante que la alta dirección se implique de verdad. No solo vale con la foto del acuerdo

Conseguir un impacto social creciente, lograr un desarrollo tanto vivencial como profesional de las personas que participan como voluntarios y fortalecer los factores importantes de las empresas, es clave para asentar la participación de los empleados en acciones sociales”. Así lo ha manifestado Ignasi Carreras, director del Instituto de Innovación Social de ESADE, durante la conferencia ‘‘Voluntariado, nuevas tendencias en participación de empleados’’, organizada por la Fundación SERES y ESADE. Asimismo, Carreras ha explicado que las empresas pueden adoptar tres modelos diferentes para impulsar el voluntariado corporativo dentro de ellas: “por un lado, compañías que optan por formar y facilitar las herramientas necesarias a sus empleados para impulsar el voluntariado, las que canalizan éste dentro de la empresa y, por último, las que son coprotagonistas, junto con ONG”.

Por su parte, Lucila García, subdirectora general de la Fundación SERES, ha explicado que “la participación y el trabajo con los grupos de interés permite a las empresas avanzar de forma decidida en un proyecto de voluntariado corporativo”. Para García, “es importante ayudar a las empresas en esta transformación” y, para ello, “es necesario promover entre ellas el concepto de empresas con ADN responsable, comprometidas y que quieran convertirse en compañías fuertes en una sociedad más sana”.

Iniciativas de voluntariado corporativo

María Calvo, directora gestión del talento y RC de Grupo VIPS, ha destacado que “desde Grupo VIPS llevamos diez años promoviendo el voluntariado entre nuestros empleados”. Durante su exposición, Calvo ha explicado que “en un principio, la compañía fomentaba actividades que dieran respuesta a las necesidades propias de la compañía”. Sin embargo, “se abrió otra puerta y una nueva oportunidad de contribuir a partir del programa ‘Camino al empleo’, una iniciativa dirigida a jóvenes que acceden por primera vez a un puesto de trabajo y que, a partir de ésta, les proporcionamos las claves y habilidades necesarias para afrontar esta nueva etapa”. 

Otro ejemplo de voluntariado corporativo es el de la aseguradora Marsh, que ha creado una asociación en la que sus trabajadores comparten y proponen diferentes iniciativas sociales que les gustaría llevar a cabo. “En un principio, los proyectos que se proponían eran locales, pero poco a poco ese proyecto ha evolucionado hacia un voluntariado más activo” ha explicado Javier Goizueta, manager de private equity y M&A en Marsh. 

Elisabet Faus, directora de acción social de CaixaBank, ha explicado que una de las acciones sociales que lidera su empresa es ‘La Semana Social’. Una iniciativa que desarrolla conjuntamente con la Fundación Bancaria “la Caixa” y CriteriaCaixa y que tiene como objetivo promover entre sus empleados, clientes y pensionistas una primera toma de contacto con el voluntariado. De este modo, “conseguimos fomentar y dar a conocer la figura del voluntariado” ha afirmado Faus.

Los beneficios y retos del voluntariado

Para Calvo, “la labor voluntaria también ha servido como palanca para atraer talento comprometido”. En su opinión, el programa ‘Camino al empleo’, que cuenta con más de 300 voluntarios que acompañan a los jóvenes, alcanza su objetivo cuando la persona promociona en la empresa”. Por esta razón, “el voluntariado cada vez está más orientado a la gestión de talento” ha concluido.

Por su parte, Goizueta ha explicado que “uno de los beneficios del voluntariado ha sido la unión entre los trabajadores y el sentimiento de orgullo y pertenencia”. En este punto, también ha coincido la directora social de CaixaBank, Elisabet Faus, quien, además, ha recalcado la importancia del voluntario puntual: “No solo aporta valor añadido al voluntario recurrente, sino que, al mismo tiempo, es muy positivo para ambas partes”.

En cuanto a los retos pendientes, Calvo ha hecho hincapié en la necesidad de involucrar a la alta dirección en este tipo de iniciativas: “es necesario que transmitan a los voluntarios la importancia de lo que hacen, ya que sus acciones fortalecen a la compañía y divulgan los valores de la misma”. Por su parte, Goizueta ha recalcado que “el camino es seguir fortaleciendo el orgullo de pertenencia”. De otro lado, Faus considera que el desafío está en “atraer talento joven y comprometido para conseguir una profesionalización de la gestión”.

Este encuentro se incluye en el marco del ciclo de conferencias ESADE – Fundación SERES, que tiene como objetivo profundizar en la relevancia de la acción social para la sociedad y la empresa desde el punto de vista de la creación de valor.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies