El 87,9% de los españoles, 2,7 puntos más que hace un año, considera que los datos les pertenecen a ellos y no a las empresas que ofrecen servicios de internet, y que debería ser posible identificar y borrar los datos personales. Así se pone de manifiesto en la decimoséptima edición del informe anual “La Sociedad de la Información en España”
La confianza digital no se negocia

La información que queremos proteger son los datos personales (82,2%), fotografías y videos personales (77,9%), historial de navegación (67,9%) e historial de búsquedas (67%). El 83,1% de los internautas dejarían de utilizar un servicio si no sigue las normas de control de la privacidad, es lo que se desprende del estudio editado por la Fundación Telefónica.

En el ámbito de la empresa, cabe destacar que la mensajería instantánea y los asistentes virtuales se incorporan como canales de comunicación. Asimismo el Big Data desplaza a las aplicaciones para clientes como el principal objetivo de inversión. En cuanto a servicios, los fintech en el sector financiero se incorporan a la tendencia de desintermediación que fomentan los servicios digitales.

En cuanto a la Administración, además de incorporar el Big Data para la toma de decisiones, se han adoptado medidas y aprobado legislación para la reforma administrativa y avanzar en los objetivos de la Agenda Digital para España con el objetivo de que en 2020 la Administración española sea digital. Ello incluye programas para las escuelas conectadas, las redes 5G para la futura internet, las ciudades inteligentes y la industria conectada 4.0.

La incorporación de robots y otros sistemas automáticos con capacidad de aprendizaje y su convergencia con sensores, técnicas de computación y de análisis de datos está facilitando la creación de entornos de inteligencia que abren un gran potencial en la oferta de servicios y no pocas incógnitas sobre la relación entre hombre y máquina. Pero ya se puede hablar de que la salud, la moda y el transporte serán sectores de actividad económica que se incorporen a la vida digital en entornos que hasta ahora sólo parecían reservados a la industria.

El pasado año 2016 ha confirmado y consolidado el gran avance de la digitalización de la sociedad española. Los españoles quieren, tienen y usan más y mejores infraestructuras y servicios digitales y lo pueden hacer en cualquier circunstancia y con cualquier dispositivo.

El resultado de ello es que España lidera una vez más el despliegue de infraestructuras de nueva generación en Europa, con gran distancia sobre los países de nuestro entorno. En el despliegue de fibra óptica hasta el hogar, el número de accesos de fibra instalados en España supera los 22,6 millones, con un crecimiento del 23,1%. 

Otra conclusión relevante de la decimoséptima edición del informe anual “La Sociedad de la Información en España” es que los mayores de 65 son los nuevos “Millennials”, los mayores comienzan a utilizar masivamente dispositivos conectados, y curiosamente lo hacen sobre todo para el ocio, mientras que los jóvenes cada vez lo utilizan más para formación. El uso de internet sube un 11% y el de la tablet crece un 219% entre los mayores de 65 años y se reduce la brecha generacional.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top