La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA) acusa a Fiat Chrysler de haber manipulado los motores de 104,000 de sus vehículos diésel en EEUU para minimizar el nivel real de las emisiones contaminantes. Supuestamente habrían empleando un método similar al de Volkswagen; instalando software ilegal
Nuevo implicado en el escándalo de las emisiones: Fiat Chrysler

Según asegura la EPA, el grupo italoestadounidense habría instalado en sus modelos Jeep Cherokee y sus camionetas pickups Dodge Ram 500, fabricadas entre el 2014 y 2016, programas que falsean el resultados de los test anticontaminación para hacerlos pasar como más “verdes”.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos expone que los vehículos involucrados han expulsado grandes cantidades de óxido de nitrógeno (NoX), un gas al que se le atribuyen múltiples afecciones respiratorias, recoge AFP.  “El hecho de disimular un programa que afecta las emisiones en un motor constituye una grave violación de la ley que puede traducirse en una contaminación nefasta del aire que respiramos”, subrayó Cynthia Giles, funcionaria de la EPA en un comunicado.

Fiat Chrysler ha afirmado, en nota de prensa, que está en "desacuerdo" con el informe de la EPA y ha asegurado que "vehículos con motor diesel cumplen con todos los requisitos de la normativa aplicable".

A principios de esta semana se conoció que un alto ejecutivo de Volkswagen fue detenido por el FBI en el Estado de Florida, en concreto se trata de Oliver Schmidt; el responsable de la oficina de cumplimiento de las regulaciones– compliance officer - de Volkswagen entre 2014 y marzo de 2015.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top