El número de personas que duermen en albergues ha aumentado un 60% durante los últimos ocho años. De las 1.190 personas del 2008, se ha pasado a las 1.907 de este año. También ha aumentado la presencia de gente que duerme en la calle, en este caso un 37%, ya que la cifra ha pasado de 658 personas a 941. El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado el Plan de Lucha contra el Sinhogarismo de Barcelona 2016-2020, elaborado conjuntamente con la Red de Atención a Personas sin Hogar ((XAPSLL, de acuerdo con su denominación catalana) de Barcelona y con gente que vive en la calle
Barcelona diseña un plan para acabar con el sinhogarismo

El documento, que es pionero en España porque aborda el fenómeno de manera integral, está dotado de 5 millones de euros para equipamientos y 10 millones anuales, que permitirán, entre otras medidas, contratar a más personal para detectar y atender a este colectivo. También se abrirán más plazas residenciales, 100 viviendas y un nuevo centro de salud mental. El objetivo del plan no es solo dar un mejor servicio, sino reforzar la prevención para que el sinhogarismo no se cronifique.

“La cronificación del sinhogarismo empeora la situación de la persona y dificulta su retorno y su integración sociales”, ha señalado la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz. Y ha añadido: “Es una pata más de la exclusión residencial. Hacen falta cambios estructurales para hacerle frente.”

El plan del Ayuntamiento de Barcelona, que dirige Ada Colau, se estructura en 9 ejes estratégicos, 24 objetivos y 70 actuaciones, entre las cuales destaca, por ejemplo, la creación de un grupo de detección de personas sin hogar en los intercambiadores de transporte, como la estación de Sants o la del Norte. El Servicio de Inserción Social pasará de 43 a 57 trabajadores, y se contratará a 11 educadores más.

Entre otras medidas, también se impulsará un programa de reformas estructurales de los centros residenciales, y se ha puesto en marcha ya la campaña de sensibilización “Podrías ser tú”, que va acompañada de dos publicaciones: una guía de estilo y unas recomendaciones para periodistas.

 

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top