Los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad premian los esfuerzos por evitar la destrucción del patrimonio natural y fomentan el conocimiento, la acción y la sensibilización sobre la ecología y la biología de la conservación
La Conservación de la Biodiversidad, premiada por la Fundación BBVA

Madrid acogió la ceremonia de la X edición de los premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, un acto donde el protagonismo se lo llevó la protección a la naturaleza, ante la mirada de más de 300 asistentes. Entre ellos había miembros de asociaciones, y organizaciones no gubernamentales, representantes de instituciones públicas, comunicadores, científicos, artistas y responsables de la toma de decisiones. Todos se han congregado en torno a un mensaje común: la actuación basada en el conocimiento y la sensibilización sobre la importancia de proteger la naturaleza son eficaces para conservar la biodiversidad.

La ceremonia ha servido para repasar las mejores actuaciones de conservación de la última década en España y en varios países latinoamericanos, desarrolladas por quienes han sido calificados como los Guardianes de la Biodiversidad, y ofrecer así ejemplos de que, en un contexto de retos globales acuciantes, hay soluciones posibles.

En palabras de Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, “reunimos ahora a una muestra muy representativa de las personas e instituciones que más trabajan para preservar la biodiversidad en España y Latinoamérica. Las actuaciones de nuestros treinta galardonados son ejemplos excelentes de conservación y de sensibilización que invitan al optimismo, porque demuestran que la conservación funciona”.

“La crisis de la biodiversidad es uno de los grandes retos del siglo XXI, una amenaza al bienestar humano físico y emocional”, añadió González. Hace peligrar los servicios que proporcionan los ecosistemas saludables, como la agricultura o el agua limpia, y afecta además a “elementos inmateriales no menos importantes, como el valor estético, y ético, de una naturaleza plena. La pérdida de biodiversidad provoca la pérdida de servicios y bienes tangibles y de un patrimonio genético, evolutivo, estético y moral de gran valor.”

Los premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad reconocen a personas e instituciones que avanzan en el conocimiento de estos retos y que trasladan el saber a la acción informada sobre el terreno, o a la opinión pública, por medio de la difusión y la sensibilización. Desde su creación hace ya una década su objetivo ha sido estimular el conocimiento, la acción y la sensibilización en la ecología y la biología de la conservación.

Los premios tienen una dotación de 580.000 euros, distribuidos en tres categorías: dos reconocen acciones de conservación en España y en Latinoamérica, y una se dedica a la comunicación. Las candidaturas son evaluadas por un jurado independiente compuesto por científicos, comunicadores y ONGs.

Galardonados en la décima edición

Los galardonados en la décima edición han sido, en la categoría de Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España, al Fiscal de Sala, los Fiscales de Medio Ambiente y Urbanismo y las Unidades Técnica y Policial por su labor fundamental para prevenir y perseguir los delitos ambientales en nuestro país. Prueba de su eficacia es que desde su creación, en 2006, esta institución ha logrado triplicar el número de condenas por delitos ambientales en España. Su labor se considera “crucial para la reducción de los incendios forestales, la corrupción urbanística, la contaminación atmosférica, el tráfico ilegal de especies, el maltrato animal, el uso de cebos envenenados y la conservación de recursos como el agua”, recoge el acta del jurado.

En la categoría de Actuaciones en Conservación de Biodiversidad en Latinoamérica el premio recae en el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, por sus logros en la protección de la mariposa monarca. Esta especie protagoniza la migración más larga entre los insectos, volando miles de kilómetros para pasar el invierno en los bosques en el altiplano mexicano. Para proteger estos santuarios de hibernación de las mariposas monarca el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza ha puesto en marcha un novedoso sistema de pago por servicios ambientales, que recompensa a la población local por combatir la deforestación.

En Difusión del Conocimiento y Sensibilización en Conservación de la Biodiversidad el ganador es el artista de naturaleza Juan Varela Simó, por sus excelentes trabajos sobre plantas y animales, que aúnan el alto nivel estético con la precisión descriptiva, mantienen viva la tradición de la ilustración científica y han servido para estimular a nuevas generaciones  de ilustradores del mundo natural.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top