Al director del Impact Hub Madrid lo que de verdad le gusta es tocar la guitarra y perderse por el campo. Este padre de dos incluso ha grabado discos. Antonio González es un hombre afable y bienhumorado. Se nota que ha estudiado psicología. Es muy observador y esa es una cualidad impagable cuando se trata de dirigir equipos. Desde el pasado mes de enero dirige el impact Hub Madrid , probablemente el primer espacio de trabajo cooperativo que surgió en España
Antonio González: "Hay que reinventar la Responsabilidad Social"

"Un sitio que realmente te inspira y donde puedes impulsar tus propias ideas", así define el Impact Hub Madrid su director, Antonio González. Concretamente, el Impact Hub es un ecosistema de innovación social presente en más de 85 ciudades del mundo y formado por 15.000 emprendedores. Una infraestructura de apoyo a nuevos proyectos que se basa en tres pilares: espacios colaborativos, una comunidad de profesionales con un prisma común y una serie servicios de formación y acompañamiento para aumentar el impacto de los proyectos. 

El emprendimiento es un concepto que hoy en día se escucha en todas partes, pero es necesario saber bien qué se quiere decir cuando se habla de este tema. "Desde ciertas ópticas se liga con poner en marcha una empresa, pero nosotros lo entendemos más como una actitud que se trabaja en la educación, en la vida personal y en muchas facetas. Ser emprendedor es ser una persona que busca cambiar las cosas, que es creativo, tiene resistencia al fracaso, a la frustración y que es coherente con sus valores. Más que decir soy emprendedor es tengo una actitud emprendedora ante la vida", explica González, que no cree que lo que está debajo del fenómeno del emprendimiento sea algo pasajero. "Estamos en un momento de cambio sistémico muy profundo, me gusta hablar de las tres C: la complejidad, la conectividad y la consciencia. Tres elementos que están cambiando la realidad", puntualiza.

¿Algunos ejemplos de innovación social que llevan a cabo? La Iniciativa Living UniLab, que tiene como objeto sacar la universidad de las aulas y llevarla al mundo real implementando proyectos que tengan impacto y que utilicen metodologías diferentes a las tradicionales. O el proyecto Bridge for Billions, una incubadora online para emprendedores en etapas tempranas de desarrollo, con la voluntad de democratizar el acceso a la innovación en todo el mundo.

Muchas de las ideas de las startsups son socialmente responsable pero la RSE no es una tema candente en el entorno del emprendimiento. "Hay que reflexionar sobre si la Responsabilidad Social tiene que cambiar su nombre, definición o posicionamiento…porque fuera de ese concepto han ido apareciendo muchas cosas. Ahora quizás tiene que abrir la ventana, mirar lo que está pasando fuera y reinventarse. Mucha gente de nuestro entorno no la entiende, no va con ellos porque de alguna manera ya están desde el principio emprendiendo con unos valores. Se tiene que producir un diálogo que permita reinventarla, acercarla a realidades que están sucediendo fuera y explicarla de otra manera”, subraya el director del Impact Hub Madrid.

Para terminar, el futuro de la innovación social. El paso de convertirse de una parte al todo, no queda otra opción. “Cuando alguien haga banca, salud, movilidad o energía va a tener que interiorizarla e incorporarla. El futuro de la innovación social será que la actividad económica y social contenga todo ella los valores, metodologías y formas que hoy se identifican con la innovación social. De hecho, ya se está convirtiendo en la forma de hacer de las organizaciones y las personas”, finaliza Antonio González.

¿Te ha gustado el artículo?

11 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

Grupo Crit - Barcelona

CEAR - Madrid

PUMA - Germany

Bolsa Social - Madrid

Top