Humanismo orgánico

Humanismo orgánico en el siglo XXI (II)

Humanismo orgánico en el siglo XXI (II)

En la primera parte se exponía que el ser humano, para bien o para mal, se autodetermina a través de sus acciones (y omisiones). Se planteaba la posibilidad de ir recuperando la responsabilidad delegada en la tecnología para solventar los graves problemas ontológicos y antropológicos que la invasión tecnológica ha traído consigo. En esta segunda parte se plantea la opción de re-humanizar la mirada al cuerpo como fundamento del humanismo orgánico.La tecnología ha evolucionada a tal velocidad, que el hombre ha dejado de ser la medida de su propio mundo.
Humanismo orgánico en el siglo XXI (I)

Humanismo orgánico en el siglo XXI (I)

Las empresas y las instituciones académicas, como las personas, se estructuran y alinean con fines concretos vinculados a contextos cada vez más globalizados, tecnológicos y cambiantes. Aunque las inteligencias digitales pulsan definitivamente por dirigir los procesos de cambio en todo el planeta, son algunas “inteligencias orgánicas privilegiadas” las que deciden, guiados por las leyes del mercado, el curso de la economía, la educación y la salud de la población. ¿Es lícito que unos pocos líderes tecnológicos no electos tomen decisiones por el conjunto de la humanidad? ¿Es posible que estén tomando decisiones equivocadas? ¿Podemos hacer algo al respecto?

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies