• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
A veces a los aniversarios, cuando el número de años termina en cero o cuando alcanza una fracción inolvidable como son los 25, 50, 75, 100 años, solemos darles especial significado y pueden servirnos para hacer balance del camino andado. Así, con ocasión del décimo aniversario de la firma en el año 2007 del Acuerdo Marco Global de Inditex. Puede ser útil hacer un muy breve balance de la evolución e importancia de ese Acuerdo firmado por el Secretario General de la Federación Sindical Internacional Textil (hoy IndustriALL Global Union), Neil Kearney, con Pablo Isla, en aquellas fechas Vicepresidente Primero y Consejero Delegado de Inditex
Inditex y sindicatos, diez años de un buen ejemplo

CCOO y UGT, junto a nuestra Federación Internacional, intuíamos con la firma de este Acuerdo, el primero de una multinacional de cabecera española y durante años único también en la industria del textil-confección en el mundo, de que abríamos una nueva etapa en el campo de la Responsabilidad Social Empresarial y en la lucha sindical por el empleo digno y los derechos laborales de los miles de trabajadores y trabajadoras de las empresas proveedoras en todo el mundo que confeccionan las prendas de este grupo industrial. Que abríamos un nuevo campo que emplazaba al sindicalismo a modificar la aún extendida actitud de delegar, en la práctica, en las ONGs la denuncia de la vulneración de los derechos laborales básicos en las fabricas proveedoras de las grandes marcas de la moda repartidas por el mundo, e, incluso, la representación en la práctica de sus miles o cientos de miles de trabajadores y trabajadoras.

Sabíamos, cuando abordamos este Acuerdo, que podía representar un hito en la gestión de la Responsabilidad Social Empresarial si Inditex, como así ha sido, respondía con rigor a los compromisos que adquiría con la firma y para el sindicalismo global un nuevo derecho y con ello una obligación  y una razón más para redoblar esfuerzos en la lucha por garantizar el respeto de los derechos básicos del trabajo.

Fue un largo viaje desde CCOO (FITEQA-CCOO inicialmente, CCOO-Industria hoy) en torno a la política de RSE/RSC con Inditex iniciado en el año 2002, exigiendo la intervención y participación  sindical, que ha permitido avanzar en aspectos que vistos hace una década nos podían parecer imposibles, como ha sido desde 2014 la entrega por parte de Inditex a la Federación Sindical mundial de la lista detallada, permanente actualizada, de sus ya más de 6.000 fábricas proveedoras, con más de 1,5 millones de trabajadores, desglosada por país y con datos sobre la producción realizada. O como el derecho de los sindicatos locales al acceso a los centros de trabajo de su país proveedores de Inditex, con objeto de poder controlar, verificar la aplicación del Acuerdo Marco y poder corregir sus posibles incumplimientos.

Mucho se ha andado desde aquel día del año 2001, que en mi calidad de Secretario General de FITEQA CCOO, junto a la compañera Mercedes López Rodríguez, entonces la responsable de CCOO en Inditex, entrábamos en  la sala de reuniones donde nos iban a presentar al Director del recién creado Departamento de Responsabilidad Corporativa. Tanto, que Inditex ese año tenía 25.000 empleados, 1.284 tiendas en 39 países y el Departamento que íbamos a conocer estaba formado por 4 personas y hoy ya son más de160.000 empleados, 7.013 tiendas en 88 países y el ese  Departamento lo componen 125 personas.

Diez años de vigencia del Acuerdo Marco Global de Inditex que me atrevo a sugerir a la dirección de esta empresa y a mis amigos sindicalistas que están trabajando, día a día, en su desarrollo y aplicación, que aprovechen este décimo aniversario para presentar su balance a la sociedad, con sus hitos, sus éxitos y sus dificultades. Que expliquen las tripas de este complejo mundo de la moda y el trabajo diario que hacen los sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo en el mundo. Que la empresa explique sus esfuerzos y su experiencia de trabajar estrechamente con el sindicalismo, para que sirva también como ejemplo a tantas y tantas empresas a las que sus miedos les hacen huir del compromiso con los sindicatos.

Que Inditex y de IndustriALL Global Union aprovechen el décimo aniversario de este Acuerdo, que renovaron  y reforzaron en julio de 2014 en la sede de la OIT en Ginebra, para explicar el balance del trabajo común realizado, tan contrapuesto a la filosofía, todavía mayoritaria, en los empresarios y gobiernos, que siguen entiendo que los compromisos de Responsabilidad Social Empresarial son voluntarios, gestión unilateral y el papel de los sindicatos exclusivamente  de  receptores de la información de la empresa. Una filosofía muy alejada a la NORMA PRIMERA de este Acuerdo que entiende: “el papel fundamental de la Libertad Sindical y el Derecho a la Negociación Colect i va la pieza fundamental para garantizar el cumplimiento de todas las demás Normas Internacion a les del Trabajo en la cadena de producción y distribución de Inditex debe tener en todos los paí ses".

Que aprovechen la empresa y los sindicatos para explicar a los más de 160.000 trabajadores y trabajadoras de la empresa en el mundo y a la sociedad su contenido, el porqué y sobre todo el para qué de este Acuerdo. Ya que los buenos ejemplos sirven para avanzar.

Joaquím González Muntadas

Director Ética Organizaciones SL

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top