• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

diarioresponsable.com | Dani Lois | El pasado mes de Mayo se presentó en Amsterdam la nueva guía del G4 de la Global Reporting Initiative y a falta de un mes y medio para su primer cumpleaños me gustaría compartir con vosotros algunas reflexiones sobre ciertos comentarios que he oído en estos meses y que espero que os ayuden. 

1.¨El G4 es más complicado que el G3 y el G3.1¨ – Si, puede serlo,  pero no de forma negativa como a veces lo he escuchado, sino positiva.

 Hay una frase que dijo el escultor rumano  Constantin Brâncusi y que me gusta rescatar cuando hablamos de complejidad  ¨La simplicidad es la complejidad resuelta¨ y eso es lo que el G4 pretende. He escuchado a numerosas personas comentar acerca de la dificultad del salto entre el G3.1 y el G4 para ellos y, la verdad, un poco de razón no les falta, ya que es algo intencionado pero la complejidad inicial del G4 tiene una gran ventaja para la empresa. Lo que bajo mi punto de vista pasaba anteriormente era que inicialmente era el proceso de cumplimentación era más sencillo pero la posterior aplicación o el uso de los datos e informaciones que se plasmaban en los indicadores se volvía mucho más compleja y, si me permiten, en cierta forma un poco ingobernable.

El G4 obliga a la empresa a pensar al inicio- como explicaré en el siguiente punto sobre materialidad- , y ese pensamiento no sólo puede afectar a la memoria, sino que puede , y debe, tener una mayor influencia y repercusión sobre la mejora de la empresa que lo que tenían las tablas llenas de indicadores y comentarios en el G3.1. Permítanme que les ilustre esto con los dos gráficos siguientes:


Los gráficos resumen mis dos párrafos anteriores. En el G3.1 su cumplimiento es relativamente sencillo pero exige mucho esfuerzo para ver cómo aplicar los datos a los sistemas de gestión de la empresa. Por otra parte, la importante exigencia inicial de esfuerzo en el G4 (debidos en parte de los estudios de materialidad que explicaré en el siguiente punto) repercute posteriormente de forma positiva en la empresa al dar como resultado unas conclusiones más relevantes para ella (en temas de asuntos materiales o el DMA – Disclosure on Management Approach- ) relacionados con su gestión.

Siguiendo este camino conseguimos que la realización de una memoria siguiendo las directrices de GRI G4 pase de ser una mera foto con imperfecciones de fotomatón de la compañía a ser una foto mucho más elaborada en estudio en un determinado momento pero que recoge de una mejor forma lo que la compañía estaba haciendo y pudiendo dar, como consecuencia de la reflexión sobre la compañía y el entorno que G4 propone,  valiosa información sobre estrategia y próximos pasos por parte de ella para la mejorar su desempeño en las áreas económicas, sociales, ambientales y en un cuarto elemento que es lo que unifica los tres anteriores y les da sentido, la gestión de la compañía.

  1. Exige de complejos estudios de materialidad. No, lo que exige es entender y conocer cuáles son los asuntos materiales relevantes para las compañías.

El G4 también hace especial énfasis en los asuntos materiales para la compañía, aquellos asuntos que son relevantes para ella y para su desempeño en los temas relacionados con la triple bottom line. Una compañía no debe reportar sobre todos los temas, puesto que algunos son materiales y otros directamente no lo son o sencillamente no tienen tanto peso. La clave para poder conocerlos realmente es realizar completos estudios de materialidad que permitan a la compañía tener un conocimiento mucho más completo sobre  los aspectos materiales tanto a nivel interno (reflexión dentro de la propia compañía acompañada de un estudio de expectativas interno) como a nivel externo (con sus grupos de relación). Ese conjunto de expectativas darán como resultado, tras un análisis, una visión extensa y precisa de los asuntos materiales para la compañía, pudiendo incluso detectar oportunidades de mejora, aspectos críticos a mejorar, oportunidades de negocio y de crecimiento, entre otras contribuciones.

Es importante recordar que el estudio de materialidad es una instantánea tomada en un momento determinado y que esa imagen no permanece estática en la escala temporal, especialmente en el momento en el que nos encontramos, con un entorno complejo y cambiante. Es importante mantener la materialidad actualizada para que ayude a la empresa en su gestión y contribuya a su crecimiento sostenible en el tiempo.

Conclusiones finales

Me despido de esta reflexión siendo consciente de haberme dejado varios asuntos por comentar quedando a vuestra disposición.

Es cierto que el G4 exige algo más que el G3.1 pero también tiene capacidad de dar mucho a la empresa, pues todo ese esfuerzo de adaptación no hace más que repercutir positivamente en la empresa. Estamos ante una visión mucho más amplia y profunda, un radar mucho más desarrollado que sólo tiene capacidad  de beneficiar positivamente a ella.

Me despido con un cordial saludo.

Daniel Lois Cerezo.

Ingeniero de Caminos. Consultor en sostenibilidad y responsabilidad social corporativa.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top