Publicado el
La Cátedra de Impacto Social de Comillas ha presentado una investigación que profundiza en los beneficios de la evaluación del impacto social en las empresas españolas. Este informe representa la tercera parte de una serie que se inició en 2021 y que revela los resultados de un exhaustivo estudio llevado a cabo por el think tank de la cátedra, conformado por más de 80 entidades. El estudio propone ocho estrategias clave que las organizaciones pueden adoptar para fomentar una cultura de gestión basada en el impacto social, lo que les permitirá maximizar los cambios y transformaciones necesarios para promover un mundo más justo y equitativo.
Gestionar para maximizar el impacto social

Recientemente, se han revelado los hallazgos del informe "Propuestas para la medición y gestión del impacto social: Gestionar para maximizar el impacto", elaborado por la Cátedra de Impacto Social de la Universidad Pontificia Comillas. Este documento constituye la tercera entrega de una serie de trabajos con el propósito de proporcionar al ecosistema de impacto las claves esenciales para desarrollar una medición del impacto social sólida, rigurosa y eficaz, basada en la experiencia de más de 80 organizaciones diversas que integran el think tank de la Cátedra de Impacto Social y su comunidad de práctica. A través de esta investigación, la universidad busca desempeñar un papel significativo en la abordaje de los desafíos socioeconómicos que enfrenta nuestra sociedad en la era post-pandémica.

Es importante recordar que el primer informe presentó claves y recomendaciones en la gestión del impacto, mientras que el segundo aportó claves para asegurar la robustez y rigurosidad en la medición. Este tercer informe se centra en cómo utilizar los resultados de las mediciones como un proceso de aprendizaje para la mejora continua de los impactos.

Una de las conclusiones principales de la investigación es que el 90% de las empresas adopta la gestión por impacto para tomar decisiones que consideren los efectos de la organización sobre sus grupos de interés, y casi el 80% lo hace para alinear la acción con el propósito y los valores de la organización. Al mismo tiempo, poco más del 50% integra el impacto en su gestión para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un 24% para retener talento y un 49% para mejorar productos o servicios.

Carlos Ballesteros, director de la cátedra de Comillas, ha destacado que este tercer informe aborda la gestión del impacto social como un modelo de gestión basado en la información y evidencias que proporciona la medición del impacto social. En este sentido, ofrece una clara hoja de ruta para la gestión del impacto social de las organizaciones, contribuyendo así a abordar de manera efectiva los retos socioeconómicos importantes en la sociedad actual.

El informe propone ocho palancas a partir de las cuales las organizaciones pueden desarrollar una cultura de gestión por impacto y maximizar los cambios y transformaciones necesarios para crear un mundo más justo y equitativo. Estas incluyen conceptos como:

  1. Asunción de responsabilidades por el impacto negativo y positivo.
  2. Impulso de una supervisión adecuada.
  3. Desarrollo de una mentalidad de maximización del impacto.
  4. Innovación.
  5. Impulso de un desarrollo de la estructura organizativa.
  6. Necesidad de contar con los grupos de interés.

Durante la presentación del informe, los diferentes ponentes coincidieron en un mensaje común: la importancia de transformar la forma de tomar decisiones. Entre los ponentes estuvieron Fabienne Michaux, directora de SDG Impact del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Lucas González-Ojeda, director en funciones de la representación de la Comisión Europea en España, y Víctor Meseguer Sánchez, comisionado especial para la economía social del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Michaux destacó la necesidad de un desarrollo sostenible y una transformación en la toma de decisiones para abordar los desafíos actuales, mientras que González-Ojeda resaltó la importancia de medir el impacto de las actividades en esta época de cambio. Meseguer Sánchez, por su parte, destacó la importancia de la economía social y las estrategias de recuperación económica en España.

Finalmente, el presidente de ESIMPACT, la Asociación para la Medición y la Gestión del Impacto Social, clausuró la presentación del informe, subrayando su relevancia en garantizar la integridad, robustez y rigor en los procesos de evaluación de impacto.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies