Publicado el
Spainsif, el Foro Español de Inversión Sostenible, ha auspiciado el "Coloquio ISR sobre perspectivas para 2024", con el respaldo de BlackRock. Durante este evento, se ha analizado el panorama actual de prioridades y tendencias en el ámbito de la inversión sostenible para el año en curso.
Navegar la transición energética, prioridad estratégica de la inversión sostenible en 2024

Con el propósito de explorar el panorama de las finanzas sostenibles en este recién iniciado año, Spainsif, el Foro Español de Inversión Sostenible, ha orquestado el "Coloquio ISR sobre perspectivas para 2024", respaldado por BlackRock. Durante este encuentro, se abordó el escenario actual de prioridades y tendencias en el ecosistema de la inversión sostenible para el presente año.

Con el respaldo de BlackRock, se destacaron varios puntos clave, siendo la transición energética un tema central. BlackRock dedicó gran parte de su ponencia especializada a resaltar tres aspectos fundamentales:

  1. La capacidad de cumplir con el compromiso fiduciario mediante la oferta de diversas opciones de inversión, desde estrategias activas hasta indexadas, vinculadas a la transición.
  2. El aumento de la importancia de invertir en la transición energética, según una encuesta global a 200 inversores institucionales que representaban 8,7 billones de dólares en activos bajo gestión. El 56% de los encuestados planea aumentar la exposición a activos beneficiados por esta transición en los próximos tres años, y el 46% considera "navegar la transición" como una prioridad estratégica.
  3. La consideración de los riesgos financieros asociados con el cambio climático como impactos de la transición en la economía y los mercados, y la posible aceleración de esa transición atribuible a desarrollos regulatorios, innovación tecnológica y una creciente demanda de activos sostenibles.

Con el objetivo de respaldar a los inversores en la evaluación y navegación de los cambios actuales, se subrayó el desarrollo de modelos impulsados por la tecnología Aladdin® y el lanzamiento del BlackRock Investment Institute Transition Scenario (BIITS). Estos modelos, basados en hipótesis consideradas realistas en la actualidad, incluyen perspectivas sobre energía, clima y macroeconomía, así como estudios de terceros.

En el debate, también se abordaron los desafíos y dificultades para señalizar, diseñar e invertir en productos de transición, especialmente en mercados emergentes. Se destacó la complejidad para identificar y dar seguimiento a indicadores clave de desempeño en mercados con divulgación limitada de información corporativa de sostenibilidad.

Los rápidos desarrollos de productos de inversión sostenible enfrentan un momento de estabilización o ralentización, posiblemente relacionado con precauciones ante posibles alusiones de greenwashing y con incertidumbres regulatorias que se esperan resolver a lo largo de 2024.

En este sentido, se sugirió abordar desde el marco regulatorio la categoría de "transición" con una diferenciación específica entre actividades transformables y no transformables en el contexto de la inversión sostenible.

¿Cuáles son las megafuerzas para orientar 2024?

Finalmente, los participantes financieros del coloquio han revelado diversas megafuerzas transformadoras con potencial para marcar pautas en inversión sostenible durante el próximo año. Entre ellas, se debatió sobre las distintas facetas identificadas por BlackRock:

  • La divergencia demográfica
  • La disrupción digital y la Inteligencia Artificial (IA)
  • La reconfiguración y fragmentación de la globalización
  • Cambios en el futuro de las finanzas
  • La transición energética

Se enfatizó la gestión de la incertidumbre macroeconómica y la adaptación a un nuevo régimen de inversión más dinámico. Megafuerzas como la IA al servicio de la sostenibilidad se presentaron como clave para buscar rendimientos a largo plazo. Se valoró positivamente la perspectiva de colaboraciones público-privadas y el impulso de políticas para facilitar la transición hacia una economía sostenible.

Con un toque de urgencia, se resaltó la importancia de abordar la ciberseguridad, preservando la integridad del sistema financiero sostenible. También se planteó la complejidad de medir y actuar en relación con el capital natural para evaluar riesgos y oportunidades en la inversión con criterios de protección de la biodiversidad. Se anticipa que las tendencias mencionadas guiarán las estrategias de inversión sostenible en 2024, exigiendo una alta adaptabilidad ante cambios estructurales en los mercados financieros.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies