Las PYME son el 90% de las empresas del mundo, y generan del 50 al 60% del empleo. En la Unión Europea hay 23 millones de PYME que crearon 75 millones de trabajos. En América Latina son más del 95% de las empresas, y el 40 al 60% del empleo según el país

Para impulsar la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se las debe tener muy en cuenta. La RSE implica dimensiones como transparencia, buen trato al personal, juego limpio con los consumidores, medio ambiente, y contribución a causas de interés colectivo. Las PYME tienen ventajas naturales en algunos de estos campos. Conocen a fondo la comunidad en la que operan, saben muy bien cuáles son sus necesidades, tienen más lazos con la sociedad civil y el ambiente cultural que muchas empresas grandes, su instalación en la comunidad no es transitoria, están invirtiendo y trabajando a largo plazo. Por todo ello, porque es su propia gente, y en muchos casos por valores éticos familiares, sienten que deben actuar con transparencia y buena fe, perciben que el respaldo de la comunidad es muy importante para su futuro, y aspiran a ser vistos como miembros ejemplares de ella.

Las PYME desarrollan con frecuencia "una RSE silenciosa". Algunas de las prácticas que son hoy parte central de la visión moderna de la RSE, fueron pionerizadas por PYMES. Así las ideas básicas de una contabilidad social de las empresas surgieron en organizaciones inicialmente PYMES como las heladerías Ben y Jerry, las prácticas de preservación de lo natural tuvieron precursores en pequeñas empresas de productos orgánicos, el aprovechamiento de fuentes no contaminantes de energía como la eólica fueron iniciadas por PYME.

Es necesario movilizar mucho más la RSE en las PYME de la región y convertirla en parte integral de su modelo de gestión. Ello requiere capacitación, apoyo técnico, e incentivos. En una América Latina, donde entre otras dificultades que enfrentan, el acceso al crédito es muy desigual, y a pesar de su rol clave reciben menos del 5% del crédito total, se requiere que haya políticas y programas que las apoyen en todos los planos, y en particular reconozcan sus esfuerzos en RSE y los estimulen activamente.

Más RSE en las PYME, las fortalecerá, mejorará sus posibilidades en los mercados internos y externos, y potenciará su tan fundamental aporte a la sociedad.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top