Publicado el
PEDRO SOLBES: "Es éticamente criticable que, en las actuales circunstancias, veamos repartos de dividendos excesivos o salarios absolutamente exorbitantes."

 

 

El vicepresidente segundo del Gobierno español, Pedro Solbes, afirmó este miércoles  que "éticamente" es criticable que, en las actuales circunstancias, "veamos repartos de dividendos excesivos o salarios absolutamente exorbitantes".


Así respondió Solbes en la sesión de control al Gobierno en el Congreso a la interpelación urgente del diputado de ICV, Joan Herrera, sobre las garantías del Gobierno para que las ayudas prestadas a la banca fluyan hacia la economía real y el crédito llegue a las familias y a las empresas.


En cualquier caso, Solbes subrayó que son las propias entidades las que tienen que tomar esas decisiones sobre salarios y dividendos en sus consejos de administración, ya que, señaló, el Gobierno no puede gestionar la situación de cada empresa.



El vicepresidente afirmó que es "razonable" que las tasas de crecimiento del crédito no se mantengan al ritmo de años anteriores, algo que ya empezó a ocurrir en 2007, aunque ahora, admitió, la situación "se ha exacerbado en España y fuera de España".


Por ello, continuó, se ha acudido al rescate de las instituciones bancarias, cuyo comportamiento, subrayó, fue "posiblemente, excesivamente generoso" en la concesión de créditos.

En este sentido, recordó que él siempre mostró su oposición a la creación de hipotecas a 40 ó 50 años, "porque no tenían ningún sentido".

Solbes enumeró las medidas tomadas por los gobiernos español y europeos para dotar de confianza y de liquidez al sistema financiero, algo que, en su opinión, se ha conseguido "de forma parcial".

Así, incidió en que es pronto para analizar el éxito de la líneas de financiación del ICO porque están empezando a ponerse en marcha ahora y añadió que es cierto que en algunos casos se ha constatado que algunas no tendrían eficacia, por lo que han sido corregidas por el Consejo de Ministros.

Solbes reiteró que el Gobierno no debe decidir cuál es el crédito que debe dar una institución financiera y añadió que la situación es "claramente mejor que hace seis meses".

Asimismo, destacó que el Ejecutivo dispone de una capacidad de presión para que los bancos actúen, pero insistió en que son ellos los que llevan la gestión de los riesgos.

Por su parte, Herrera pidió a Solbes que se pasara "de la paciencia inmediata a la exigencia moderada" a los bancos.

Herrera aseguró que el crédito no llega ni a las familias ni a las empresas y añadió que "la banca tiene un problema de solvencia grave, aunque al Gobierno le cueste reconocerlo".

Además, señaló que los créditos del ICO son "más que escasos" y pidió un aumento de la transparencia, ya que "no se sabe dónde están los 14.000 millones de euros, que han servido para que los bancos hagan frente a la morosidad y al vencimiento".

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies