De nosotros depende

Responder a esta pregunta me resulta tan difícil como la de responder, si tienes hijos y te preguntan, si tienes algún hijo o hija favoritos.

Me gustan los 17 ODS por el carácter transversal que tienen, si trabajas por uno en concreto intrínsecamente trabajas por el resto. Porque son 17 acciones con 169 metas que te convierten en protagonista, aportando valor y saltando a la acción.

Es responsabilidad de los gobiernos, instituciones y empresas a nivel mundial instaurar políticas y estrategias que contribuyan directamente a la consecución de los ODS pero nosotros como ciudadanos y ciudadanas tenemos también un papel fundamental para aportar. En un solo día podemos contribuir a la consecución de los 17 ODS. Con pequeños gestos como: planificar la lista de la compra para evitar el desperdicio alimentario (ODS 1 y 2) y llevar tus propias bolsas para hacerla (ODS 3, 6, 12, 13 y al 14), recogiendo el agua fría mientras sale el agua caliente para reaprovecharla o tomando duchas cortas (ODS 6, 12 y 14), consumiendo productos locales (ODS 2, 6, 12, 13 y 15). Ahorrando energía, contratando energía de origen 100% renovable (ODS 7, 12 y 13), utilizando el transporte público, caminando, en bicicleta (ODS 7, 11, 12, 13 y 17). Cuidando nuestro entorno (ODS 15). Utilizando la creatividad (ODS 9). Colaborando en las tareas del hogar corresponsablemente y utilizando lenguaje inclusivo (ODS 4 y 5) y respetando a todos, evitando discursos de odio y denunciando en el caso que sea necesario (ODS 4, 8, 10 y 16) y todo no podemos hacerlo solos, juntos sí (ODS 17).

De nosotros depende. Debemos actuar sin demora y todas las acciones por pequeñas que sean, suman contribuir como personas a impulsar acciones inclusivas y de fomento de la diversidad, reducción de las desigualdades y compromisos frente al cambio climático.

¿Estamos a tiempo de que se cumplan los ODS?

Los fenómenos climatológicos tan extremos que estamos viviendo los últimos tiempos deberían ayudar a abrir los ojos de aquellos que aún cuestionan que no es necesario actuar.

Olas de calor, sequías extremas, inundaciones devastadoras, incendios arrasadores, pérdida de personas, de biodiversidad, animales, plantas, etc. Todo está relacionado y deberíamos entender que nos encontramos de paso en un planeta que no nos pertenece.

Es evidente, y aunque miremos nuestro bolsillo afectados por las situaciones del presente debemos mirar a largo plazo y ser capaces de entender que nuestras acciones del presente repercuten en nuestra permanencia en el futuro, sobre todo como especie.

Nos encontramos en el ecuador de la Agenda 2030 y los resultados del último informe de seguimiento del cumplimiento de los ODS no son nada alentadores es por ello que sí o sí, debemos pisar el acelerador, ahora más que nunca, para conseguir llegar a los objetivos fijados.

Si cumplimos con la consecución de los ODS habremos contribuido a lograr que se acaben los grandes problemas del planeta. Aumentemos la ambición en el cumplimiento de los ODS y seamos recordados como la generación que ayudó a que la especie humana no se extinguiese.

Actuemos, ¡YA!

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies
Top