Publicado el
¿Mi ODS Favorito? El 5: Igualdad de género ¿Cuál si no?

El 5 porque las mujeres no somos una minoría, somos la mitad del planeta.

El 5 porque apuesto a que solucionando los problemas de las mujeres se solucionarían muchos de los problemas de la tierra.

El 5 porque una de las frases más repetidas de 2023 es que ¨las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan¨ pero no es cierto, hay millones de mujeres en el mundo que no facturan nada, que es imposible que lleguen a facturar nada, pero sí lloran y mucho.

Y las cifras, según el ¨Gender Snapshot 2023¨ no nos acompañan:

  • Las mujeres ocupamos tan solo alrededor del 28% de los puestos de liderazgo y por cada dólar ganado por hombres, las mujeres ganamos 51 céntimos
  • Se espera que para el 2030 mas de 340 millones de mujeres y niñas vivan en situación de extrema pobreza, es decir, pasen hambre
  • Las mujeres dedicamos de media 2.3 horas mas al dja que los hombres a cuidados y trabajo no remunerado en la familia y el hogar y se estima que para el 2030 unos 110 millones de niñas permanecerán aun sin escolarizar
  • Una de cada cinco mujeres en el mundo es casada antes de los 18 años, la ablación persiste y cada año 245 millones de mujeres y niñas sufren algún tipo de violencia fjsica o sexual
  • Existen al menos 28 países en el mundo que no tienen ningún tipo de legislación que permita a las mujeres los mismos derechos dentro del matrimonio y en materia de divorcio que a los hombres y 67 países que no tienen ninguna regulación antidiscriminación

Cinco bloques de datos brutales para este objetivo número 5, que nos recuerdan que la igualdad de género, está muy lejos de ser un objetivo logrado y que por mas político, controvertido y debatible que se haya vuelto el término, en muchos sentidos, las mujeres lloran, no facturan.

Algunos de esos datos resuenan cerca de casa otros, afortunadamente, nos son mucho más lejanos. Son datos que nos hablan de África, de Irán, de Afganistán, pero en un mundo global, no debemos olvidar jamás que sus problemas son los nuestros, porque si miramos para otro lado un dja puede venir el lobo a llamarnos a la puerta y pasar a ser también nuestros problemas.

Mi ODS favorito es el 5, porque es al que me es más fácil ponerle cara, identificarlo con todas las mujeres a las que quiero, respeto y valoro. Con los derechos adquiridos por nuestras abuelas y madres y con los que quedan por lograr para nuestras hijas y nietas.

Y sobre si estamos a tiempo de cumplir los ODS, ¿Para 2030? Probablemente no. Pero a tiempo siempre estamos, al fin y al cabo, tenemos todo el futuro por delante.

En este artículo se habla de:
Opinión#8aniversarioODS

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies