Publicado el
ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

La verdad, nunca me había preguntado cuál es mi ODS favorito. Muchas veces en el trabajo nos preguntamos qué aportamos a cada ODS, para reflejarlo en nuestras memorias, pero no creo que el enfoque sea “ir a por todo para salir bien en la foto”, la clave está en vincular la estrategia de nuestra empresa con los ODS a los que aportamos más valor. Hay que dejar de pensar solo en nosotros y tener en cuenta las expectativas de nuestros stakeholders. Por ello es importante conocer los riesgos que generan nuestras decisiones, pero no solo pensando en cómo nos afectan a nosotros.

Hoy en día, parecemos convencidos de que la sostenibilidad de una empresa está directamente asociada a la gestión de sus riesgos. El dilema moral puede estar en si para evaluar los riesgos la frontera ha de ponerse en el cumplimiento de la legalidad o también la ética ha de ser una variable a considerar.

Cada vez más organizaciones basan su sistema de gobernanza en la ética y la transparencia. Aplicado a la gestión de riesgos, implicaría establecer un proceso donde se valoren las alternativas existentes, previamente a la concreción de la decisión, teniendo en cuenta los riesgos asociados a cada una de ellas, establecer las acciones donde se incluye la comunicación, implantación y evaluación de los resultados de la decisión adoptada. Y aquí, es donde surge la primera propuesta de mejora en la gestión de riesgos, al introducir el riesgo moral.

El concepto de riesgo moral hace referencia a aquel riesgo que podemos inducir a nuestros stakeholders cuando tomamos una decisión, cuyo resultado, de ser positivo, nos beneficia a nosotros, mientras que, en caso negativo, los costes son asumidos por terceros. Un ejemplo de riesgo moral podría ser: “vender activos a clientes que no son capaces de entender el riesgo del producto en el que invierten”. Estamos ante una asimetría de información y una asimetría de confianza.

Todos estos conceptos, relacionados con el riesgo moral y los pasos a dar para su gestión, los podéis encontrar en el libro, publicado por la UOC, “Gestión del Riesgo Moral: Clave para la Sostenibilidad”: https://www.editorialuoc.com/dircom; donde se abordan los mecanismos que permitirán a una organización, una vez identificados los riesgos morales, la toma de decisiones de manera consciente, sabiendo que terceros asumen un riesgo generado por esta, o evitando, desde la organización, que se produzca este.

Aplicar criterios morales a la hora de tomar decisiones que pueden afectar a varios grupos de interés, más allá de los accionistas, parece propio de una empresa que aplica fundamentos éticos y está comprometida con el ODS 16 Paz, justicia e instituciones sólidas, a través de su política de Transparencia y con su sistema de gestión de riesgos morales. Este compromiso debiera ser básico en todas las empresas, y eso junto con un enfoque de aportación de valor a los ODS desde la estrategia de la empresa nos hace pensar que todavía estamos a tiempo de que se cumplan los ODS.

En este artículo se habla de:
Opinión#8aniversarioODS

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies