Publicado el
ODS12: Producción y Consumo

Mi ODS favorito y por el que siento devoción es el ODS12|Producción y Consumo Responsable.

Supone mi leitmotiv, a nivel profesional y personal. La transformación de nuestro paradigma de consumo, de la economía del confort a la del confort en lo sostenible, presenta grandes desafíos. Esto no hace más que añadirle atractivo. Como ejemplo, tomemos los sectores industriales del transporte y el textil, parte de nuestro estilo de vida y que han demostrado una gran capacidad de transformación.

En el transporte y a raíz de situaciones excepcionales, se ha demostrado que el cambio es posible. El vehículo híbrido y eléctrico, que representan el 12,6%[1] de las matriculaciones en España, son ya una realidad. Aunque soluciones más eficientes están por venir, es indudable que la industria está en movimiento y la regulación impulsa el cambio. Así, en julio de este año, gracias al Reglamento (UE) 2023/1542, se adoptaba una nueva normativa que pretende asegurar que las baterías son sostenibles en todo su ciclo de vida, desde su diseño a su uso y posterior reutilización, promoviendo con ello la economía circular.

En cuanto a la moda, alianzas entre marcas por una moda sostenible apoyadas en la regulación han hecho posible la SCRAP Textil, un “Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor” que responde a las exigencias de la Ley 7/2022, del 8 de abril, sobre residuos y suelos contaminados para una economía circular. Grandes marcas como Inditex, H&M o Mango y pequeñas como Ecodicta, Pantala o Run to wear, ofrecen ya soluciones de intercambio y de segunda mano que están siendo bien recibidas por un gran espectro de generaciones.

¿Estamos a tiempo de que se cumplan los ODS?

Nunca será demasiado tarde, lo importante es progresar. En este sentido, desde el ámbito universitario, contexto al que me dedico, nuevas titulaciones han surgido para formar a los futuros profesionales que serán los protagonistas de este cambio. Se requieren tanto conocimientos como habilidades que permitan navegar en este panorama, complejo y cambiante. Pensamiento sistémico, capacidad de adaptación, habilidades de negociación, generación de alianzas, son solo algunas de las competencias que estos superprofesionales han de ejercer. El ejemplo de personas que trabajan en la empresa y que están liderando el cambio siempre es inspirador. Asociaciones como Women Action for Sustainability (WAS) cuentan con este objetivo, junto con muchas otras organizaciones privadas y públicas.

Aunque el último informe del avance de los ODS apunta a que el progreso de los ODS se ha estancado, hay que echar la vista atrás y ver de dónde partimos y cómo hemos mejorado. En España, de una forma u otra, 9 de cada 10 empresas contribuyen a los ODS[2]. La regulación va avanzando y creando un espacio de seguridad para impulsar el progreso. Aún tenemos la meta de 2030, y lo que es más esperanzador, futuros profesionales muy bien formados por venir.

 

[1] https://aedive.es/matriculaciones-vehiculos-electrificados-suben-agosto/

[2] https://www.pactomundial.org/noticia/desarrollo-sostenible-tejiendo-la-agenda-2030-en-espana/

En este artículo se habla de:
Opinión#8aniversarioODS

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies