Publicado el
La sostenibilidad en el mar es una cuestión de vital importancia para la industria marítima, que busca un futuro más limpio y responsable con el medio ambiente. Los océanos, como pulmones de nuestro planeta, desempeñan un papel crucial en la regulación climática y en la conservación de la biodiversidad. Sin embargo, a lo largo de la historia, la actividad humana ha dejado un impacto significativo en los ecosistemas marinos y en la calidad del agua. La descarbonización y la adopción de prácticas sostenibles son esenciales para mitigar estos efectos y preservar la salud de nuestros océanos.
En busca de un futuro más limpio: la solución a un desafío urgente para la industria marítima

En este contexto, MSC Cruceros ha asumido un papel de liderazgo en la transición hacia una navegación más sostenible. El pasado 7 de junio, el puerto de Copenhague recibió a MSC Euribia, el primer crucero del mundo en completar un viaje de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Este logro representa un hito histórico en la industria y refleja el firme compromiso de MSC Cruceros con la protección del medio ambiente marino.

Durante el trayecto de cuatro días entre Saint-Nazaire (Francia) y la capital de Dinamarca, MSC Euribia utilizó 400 toneladas de bio-GNL como combustible principal para su propulsión. Este innovador enfoque de balance de masas permitió reducir drásticamente las emisiones de gases contaminantes, siendo la primera compañía de cruceros en adoptar este sistema de propulsión limpio a gran escala.

En busca de soluciones innovadoras, en la industria marítima estamos explorando diversas alternativas para reducir nuestra huella de carbono. Una de estas alternativas es el uso de combustibles más limpios, como el gas natural licuado (GNL), el combustible fósil menos contaminante que existe y que consideramos combustible de transición. Éste tiene un menor impacto ambiental en comparación con los combustibles fósiles tradicionales, ya que emiten menos gases contaminantes durante su combustión.

Además, la construcción de MSC Euribia ha tenido resultados impresionantes, ya que hemos logrado reducir hasta un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles marinos convencionales. Además, la tecnología prácticamente eliminó las emisiones de óxido de azufre y partículas, mientras que los óxidos de nitrógeno se redujeron en un 85%. Estos datos demuestran claramente el impacto positivo que las tecnologías limpias pueden tener en la sostenibilidad de la navegación marítima.  

Desde MSC Cruceros también hemos asumido el desafío de adaptar las nuevas construcciones para que sean barcos flexibles y capaces de funcionar con diferentes combustibles renovables. Además del GNL, estamos explorando otras alternativas, como el hidrógeno, el amoníaco y el metanol, para encontrar la solución tecnológica definitiva que permita alcanzar una navegación verdaderamente sostenible. Asimismo, estamos implementando sistemas de gestión de residuos a bordo de los buques, así como tecnologías de tratamiento de aguas residuales para reducir la contaminación en los océanos. MSC Euribia incluye el “Estándar Báltico”, un tratamiento avanzado de aguas residuales a bordo, la gestión de residuos y medidas para la eficiencia energética y la conectividad a la red eléctrica de tierra para que no emita emisiones cuando disponga de energía en tierra.

En MSC Cruceros, creemos firmemente en el potencial transformador de la sostenibilidad en la industria marítima. Nuestro compromiso con la protección del medio ambiente y la búsqueda de soluciones innovadoras se refleja en cada aspecto de nuestra operativa. Con cada avance en tecnologías limpias y cada hito en nuestra transición hacia una navegación sostenible, nos acercamos más a un futuro en el que podamos disfrutar de los mares y océanos de manera responsable. Sin embargo, aún hay mucho por hacer, y es necesario un esfuerzo conjunto de todos los actores involucrados, incluidas las instituciones, para impulsar un cambio real hacia una navegación marítima más sostenible. Juntos, podemos proteger nuestros océanos y garantizar que las futuras generaciones también puedan disfrutar de su belleza y riqueza.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies