Publicado el
Sin igualdad de género no habrá justicia social

Una vez más, Diario Responsable nos invita a detenernos y reflexionar sobre temas urgentes. Temas que nos duelen y que a veces hasta nos cuesta nombrar. Como sucede con las cosas más difíciles. A veces las palabras nos quedan cortas cuando las problemáticas son tan grandes como nuestras ganas de cambiarlo todo.

Lo primero que pienso cuando hablamos de justicia social es en la igualdad. Sin igualdad la justicia social no es más que una ilusión. Una frase vacía que aparenta que algo está cambiando. Una eterna promesa de que el mundo va a ser un lugar mejor y más justo. Pero, ¿Cómo? Para la mitad de la población del mundo, las mujeres, el desafío siempre es mayor. Nacer mujer es un factor de riesgo en una sociedad patriarcal. Y, por ende, nos ubica en un lugar en el cual –casi siempre- todo será un poco más injusto.

“Women Count” es una estrategia de ONU Mujeres que pretende provocar un cambio radical en la forma de utilizar, crear y promover las estadísticas de género. Para cambiar necesitamos datos.  Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un pacto mundial histórico – aunque hasta el momento un tanto utópicos- para lograr la igualdad de género en 2030. Pero necesitamos más y mejores datos de género. Esta iniciativa de Naciones Unidas muestra las cifras de la injusticia, sólo por mencionar algunas: Cada día, 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia ; a escala mundial, el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja; 15 millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo; En todo el mundo, sólo el 33 % del personal de investigación está compuesto por mujeres.

Los datos de España están en sintonía con las estadísticas globales. Según la información publicada por Women Count, en 2018, el 2,9% de las mujeres de entre 15 y 49 años declararon haber sido objeto de violencia física y/o sexual por parte de una pareja actual o anterior en los 12 meses anteriores. Asimismo, las mujeres y niñas mayores de 20 años dedican el 19% de su tiempo a los cuidados y al trabajo doméstico no remunerado, frente al 8,6% que dedican los hombres. Además, en diciembre de 2020, solo se disponía del 50% de los indicadores necesarios para supervisar los ODS desde una perspectiva de género.  Sin mencionar las devastadoras consecuencias que tuvo la pandemia en el aumento de la violencia de género y la ampliación de la brecha laboral de género en el país.

Así las cosa, el camino por andar es aún largo y sinuoso. El sistema capitalista y el patriarcado no entienden de fronteras. Si algo nos une a las mujeres del mundo entero es la opresión y la situación de desigualdad en la que nos encontramos respecto de nuestros pares varones. Pero claro que también hay mucho por celebrar. Los avances que se han dado en todas las laitudes son enormes y confío en que seguirán creciendo. Las fuerzas por trasnformar las condiciones estructurales actuales son imparables y, mientras tengamos voz, seguiremos gritando que el mundo no será un lugar más justo hasta que no tengamos igualdad.

En este artículo se habla de:
OpiniónJusticiaSocial2022

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies