Trabajo digno y prosperidad compartida, claves para la ciudadanía española

En el concepto de justicia social entendemos la igualdad de oportunidades y los derechos humanos, más allá del concepto tradicional de justicia legal, de acuerdo con las definiciones de organismos internacionales. Está basada en la equidad y es imprescindible para que cada persona pueda desarrollar su máximo potencial en un entorno social de paz y seguridad. El propio lema de la Agenda 2030 “no dejar a nadie atrás” supone un objetivo trasversal de integración y equidad, luchando contra las desigualdades sociales y la sobreexplotación de los recursos del planeta.

Actualmente, la ciudadanía española siente una fuerte necesidad de trasformación del sistema socioeconómico y señala entre sus principales prioridades el trabajo digno y prosperidad compartida, aspectos clave para la justicia social. Así se desprende del informe ‘Propósito y reinvención del capitalismo’, elaborado por CANVAS Estrategias Sostenibles, ya que entre las principales preocupaciones sociales destaca el trabajo decente y progreso para la vida digna, estrechamente vinculado con la búsqueda de equidad social.

La pandemia ha incrementado estas preocupaciones ante la creciente pérdida de capacidad adquisitiva y calidad de vida. Le siguen en nivel de prioridad el cuidado de las personas y la lucha contra la pobreza y la desigualdad, todos elementos básicos para un sistema socio económico saludable.

Sin duda, en los próximos años la inversión en mejorar las condiciones en el empleo y el bienestar socioeconómico son las personas son las máximas prioridades, entendiendo que no hay organizaciones que puedan prosperar si las personas no tienen sus necesidades básicas atendidas.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top