Hacia un planeta saludable

El mundo está viviendo dos crisis muy similares y, a la vez, muy distintas. La primera de ellas, la que ahora nos tiene a todos más preocupados, es la sanitaria por la covid-19. Un desafío que confiamos que sea puntual, con muchos contagios, con muertes. La pandemia, por sus características, ha provocado un fuerte impacto en la ciudadanía, lo que ha permitido una reacción inmediata. Pero esta crisis que podemos considerar más clásica está tapando otra crisis de fondo, la climática, a la que estamos reaccionando tarde y mal, comparado con la reacción que estamos teniendo ante la emergencia sanitaria.

Sin restarle importancia a la crisis del coronavirus, debemos actuar también contra la pandemia climática que vivimos desde hace tiempo. El lugar donde vivimos afecta directamente a nuestro cuerpo y a nuestra mente, pero no todo el mundo es consciente de ello. Si nuestro planeta está enfermo, nosotros también lo estamos.

Según el informe “El aire que respiras” del Observatorio de Salud y Medio Ambiente de DKV y ECODES, 93.000 muertes prematuras en nuestro país están asociadas a la contaminación[1]. Aunque esta cifra parece muy irremediable, aún estamos a tiempo. Hoy más que nunca debemos abrir los ojos y darnos cuenta de que un mundo mejor y más saludable es posible, pero solo si empezamos a hacer algo por ello.

El cambio empieza por uno mismo y desde ahora. Nosotros, DKV Seguros, ya hemos empezado, luchamos contra el cambio climático desde hace más de 15 años: en 2004 comenzamos a medir nuestras emisiones y tomamos medidas para mitigar nuestro impacto. De ahí que en la actualidad podamos presumir de haber reducido dichas emisiones en más de un 90,65%, somos CeroC02 en huella operacional desde 2007 y nos hemos posicionado como huella positiva desde el 2019.

Además, a finales del 2020 presentamos “Planeta Salud” nuestra estrategia de la compañía para contribuir a frenar el cambio climático hasta 2030. Algunos de nuestros compromisos son llegar a ser primera aseguradora climático-positiva del país, compensar todas las emisiones generadas por la empresa desde su creación o plantar 1 millón de árboles antes del 2030.

A veces nos preguntan que por qué una empresa de seguros habla de crisis ambiental. El motivo es que las empresas debemos dejar de decir que queremos ser parte de la solución y serlo realmente.

Las crisis ambientales afectan la salud del planeta, pero también la humana. No tiene sentido mirar la salud humana sin atender el estado del entorno donde vive esta persona.  La OMS define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Entender la relación directa entre la salud humana y la salud del planeta es básico para trabajar por un mundo más saludable, pero aún hay personas que no entienden la gravedad de la situación.

Por eso, desde DKV hemos creado la acción de concienciación “Canciones para los que no quieren escuchar” para comunicar a través de la música la relación directa entre nuestra salud y la del planeta.

Mediante canciones compuestas por destacados artistas españoles, intentamos concienciar a la población sobre problemas medioambientales que afectan a la salud del planeta y de las personas, como la contaminación atmosférica, por plásticos y el déficit de naturaleza. 

La primera artista en unir su voz a este proyecto es India Martínez, con la canción “Dejamos de respirarnos”, creada especialmente para DKV y que cuenta con un videoclip y un documental protagonizado por la artista y Leo Gutson, director de Negocio Responsable de ECODES, en el que mantienen una charla sobre cómo la contaminación atmosférica afecta a la salud.

Además, hemos puesto en marcha una plataforma de contenidos donde puede consultarse información relevante sobre la relación entre salud de las personas y medio ambiente.

Es el momento de actuar: ahora más que nunca debemos aprovechar las oportunidades que nos abre un episodio tan doloroso como estamos viviendo para transformar nuestra relación con el planeta y todo lo que ello comporta.

 

[1] Son los datos de los trabajos realizados por el Grupo de Investigación en Salud y Medio Ambiente Urbano del Instituto de Salud Carlos III. Sus investigaciones han determinado que la contaminación atmosférica ha provocado la muerte de 93.000 personas en España a lo largo de una década (periodo 2000-2009). 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top