Escuchar e imitar a la naturaleza

A fin de celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, Diario Responsable ha recogido la opinión de varios expertos sobre la situación actual y las perspectivas de futuro. Yo quiero contribuir con mi granito de arena aportando la visión de diferentes personas que no escriben en Diario Responsable - todavía - pero cuya opinión merece ser tenida en cuenta.

Para agilizar la lectura agrupo las opiniones en diferentes apartados:

1. Estamos muy mal

Victoria López Rodas y Eduardo Costas nos explican que desde el siglo pasado, los científicos han anticipado que el futuro de nuestra especie está amenazado por su desarrollo tecnológico. Nos quedarían como mucho entre 5100 y 4500 años. Pero la dimensión del impacto humano sobre el medioambiente precipita las peores predicciones. 

Stephen Hawking ya  predijo en 2003 que antes de 25 años veríamos una gran pandemia mundial, que no sería  la última y que lo más probable es que una gran pandemia acabe con la civilización antes de finales del siglo XXI.

Luis Zambrano cree que nos vamos a extinguir como especie, pero podemos alargar nuestra existencia siendo más eficientes. Y la eficiencia para él depende más de la colaboración que de la tecnología. 

2. Qué nos dicen algunas personas  expertas en el tema

Ronald Wright: Si la civilización quiere sobrevivir, debe vivir del interés de la Naturaleza, no del capital

Hutchins, G., & Storm, L. (2019): Healty human beings (and so, healthy human organizations and societies) feel part of nature, not separate from it; not above it, not better than it.

John D. Liu : Valorar la función del ecosistema por encima de las cosas materiales es el cambio de paradigma que determina si entendemos el significado de nuestras vidas y sobrevivimos, o si seguimos siendo ignorantes y egoístas y destruimos nuestro propio hábitat intentando ganar más riqueza o más poder. Si alcanzamos este nivel de comprensión, no solo podremos vivir en la Tierra, sino que los sistemas naturales de la Tierra podrán alcanzar su capacidad óptima para sostener la vida. 

Aunque solo fuera por mero interés antropocéntrico, Fernando Valladares explica muy bien que la biodiversidad nos protege de las pandemias.

Elena López Gunn nos dice que hay que cambiar el discurso, que el cambio climático es un aviso para cambiar de vida y que estamos ante un problema sistémico con origen financiero.

Lara Lázaro nos exhorta a cambiar el sistema económico y el modo en que nos relacionamos con la tierra.

José Manuel Naredo nos pone en evidencia que cuanto más evidente se hace la crisis de civilización, más difícil parece reconducirla hacia horizontes ecológica y socialmente más viables y atractivos para la mayoría (Una interesante entrevista aquí)

El Papa Francisco publica la encíclica Laudato Si explicando porqué considera el clima un bien común y porqué es importante la biodiversidad.

3. Qué estamos haciendo al respecto

La Comisión Europea sostiene que ha llegado el momento de reconciliarnos con la naturaleza. El cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la propagación de pandemias devastadoras no nos dejan otra elección. La Estrategia sobre Biodiversidad encaminará a Europa hacia la recuperación ecológica de aquí a 2030.

Ursula von der Leyen  explica que lograr que la naturaleza recupere la salud es fundamental para nuestro bienestar físico y mental y nos ayudará a luchar contra el cambio climático y los brotes de enfermedades, que son elementos esenciales de nuestra estrategia de crecimiento.  En este sentido, el Pacto Verde Europeo  forma parte de un modelo europeo que devuelve al planeta más de lo que le quita.

Leído en Expansión: El 45% de los medianos empresarios desconoce que es obligatorio presentar una memoria con el impacto medioambiental, social y ético del negocio.

Opinión de un empresario conocido,  Luis Blanco-Urgoiti: "Creo que, en lugar de tramitar una ley normal, el parlamento debería aprobar una ley de bases para que el gobierno aprobara un RD legislativo que ordenara todos los tipos de residuos y un reglamento de desarrollo que organizara las autorizaciones, traslados, clasificación, etiquetado, tipos de residuos y todo el proceso, incluidas las garantías financieras, para favorecer su conversión en recursos económicamente  valiosos.  No se trata de ser más o menos estricto, sino de poner orden y que la industria tenga certeza de a qué atenerse.

Ejemplo de buenas prácticas: el restaurante sostenible de Ricard Camarena

En el mundo financiero, Diego Larrouy nos explica que  la gran banca internacional financió con 46.500 millones de euros a la petrolera Shell desde el acuerdo de París. mientras que  Larry Fink, presidente de BlackRock anuncia:  Votaremos en contra del equipo directivo cuando no progresen en la divulgación de información sobre sostenibilidad

4. En resumen, ¿qué nos toca hacer?

Obviamente no lo sé.  Si lo supiera ya lo habría expuesto por si tuviera la suerte de que  alguien con poder de decisión lo descubriera y aceptara.

Lo que sí sé es que estamos en un momento crítico en que la sociedad está - poco a poco y con grandes dificultades - aparcando la visión antropocéntrica de la vida y comenzando a preguntarse cuál sería la mejor senda para que nuestros descendientes puedan seguir viviendo en este planeta. 

Estoy convencida de que una buena forma de lograrlo es que las organizaciones - que son quienes promueven los movimientos económicos que sustentan a nuestra cultura - comiencen a adoptar una cosmovisión que les permita aceptar que las personas y sus organizaciones son parte de la naturaleza y han de comportarse como la naturaleza.

Porque, como decía  Einstein,  Lo que te mete en problemas graves no es lo que ignoras;  es lo que crees que sabes pero que en realidad ignoras. La naturaleza es una fuente inagotable de conocimiento para las personas (por ejemplo, Tan lista como las hormigas) como para las organizaciones (por ejemplo, Biomimetic Organisations: A Management Model that Learns from Nature).

De forma que mi apuesta es que las personas a título individual y las personas en conjunto cuando se integran en una organización escuchemos e imitemos cuanto podamos lo que nos enseña la naturaleza.  Por si pudiera servir de ayuda, dejo aquí uno de mis "mantras": 

Observa a la naturaleza y copia sus éxitos.  No arriesgues tus posibilidades de desarrollo cometiendo errores que la naturaleza ya descubrió y enmendó después de miles y miles de años de ensayo y error.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top