Pasión para crear un futuro mejor cada día

Para mí la justicia social es ser justos y equitativos con cada una de las personas que formamos parte de la sociedad, todos merecemos una vida digna.

Particularmente tengo un firme propósito que es “Pasión para crear un futuro mejor cada día” que a su vez está completamente alineado con los objetivos y valores que tiene la compañía a la cual pertenezco desde hace ya 27 años y me siento muy orgullosa de ello.

Y, os preguntaréis, ¿qué tiene que ver la justicia social con el propósito? Y, yo os diría que mucho, porque en mi humilde opinión, gracias a éste podemos conseguir el bienestar común a través de la salud, el cuidado de las personas, evitar el desperdicio alimentario a través de un consumo responsable, etc…. adquiriendo compromisos sociales, entre otras muchas cosas, y siempre con espíritu colaborador, aunando esfuerzo para construir una sociedad en la cual haya cada vez menos desigualdades.

Desde Unilever cada proyecto que se ha impulsado es importante puesto que ha intentar impactar positivamente en la vida de muchas personas. Es por ello que trabajamos a diario para hacer el bien, haciéndolo bien.

Y, ¿cómo lo hacemos? Por ejemplo, promoviendo la importancia de cuidar la salud y bienestar de las personas, así como del planeta en el que vivimos, porque después de todo no hay un planeta B. Creamos concienciación sobre diversos retos a los que nos enfrentamos a través de nuestras marcas, por ejemplo con la marca Lifebuoy, educamos a millones de niños y niñas sobre la importancia de lavarse las manos con jabón para reducir el riesgo de enfermedades respiratorias, diarreas, etc… o en la actualidad como una gran medida de prevención frente a la tan dura pandemia que estamos atravesando. Pero vamos desde la nutrición hasta la integración social, pasando por la igualdad de género, el desarrollo cognitivo de los niños o la conciencia por el medio ambiente en materias como el desperdicio alimentario o la reducción de los envases plásticos.

Permitidme que mencione como ejemplo el caso del programa Soy Frigo que ayuda a generar empleo y formación a colectivos en riesgo de exclusión social. Nació en 2014 en España y desde entonces y hasta la fecha hemos ayudado y generado ilusión a 3.000 personas en nuestro país.Y, este 2021 también nos hemos comprometido a cumplir con nuevos compromisos sociales entre los que se encuentra, seguir formando y empleando a jóvenes de nuestro país, capacitándoles para hacerles más empleables en el futuro.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top